@ElblogdeMolly: “Conocer otras culturas te abre la mente, te hace más abierto y solidario.”

Molly es la estrella del blog “El blog de Molly“, es una oveja. Podéis seguir sus aventuras en Facebook y en Twitter.

-Primero de todo felicidades por el blog, es muy inspirador y creativo. ¿Alguna vez alguna azafata te ha dicho algún piropo?

Muchas gracias por tus palabras 🙂 ¿Azafata? Imagino que te refieres a una de avión… Pues no, porque aunque la gente al verme en las fotos le parece que soy muy grande, en realidad soy muy pequeña y suelo viajar colgada en la mochila así que no me ven. De hecho, gracias a eso puedo viajar gratis siempre 😉

-¿Alguna vez Molly ha llevado pareja en alguno de los viajes en familia?

No, me gusta ir sola, pero en cierta ocasión descubrimos que un polizón se había metido en la mochila de mi padre. Fue el zorrillo apestoso del que hable en mi blog en una entrada que os recomiendo leer.

-Cuando Molly posa para las fotos, ¿notáis que haya personas que os miran más de lo normal?

Claro, aunque a mí me encanta que me miren. Es mi padre el que algunas veces se avergonzaba un poco (¿qué hace ese chico tan mayorcito haciéndole una foto a una peluche?), pero sólo al principio. Os puedo contar una anécdota sobre eso, en nuestro primer viaje a Nueva York (hemos estado tres veces y es algo que aún me falta por contar en el blog), visitando Central Park, llegamos al famoso sitio del mosaico en homenaje a John Lennon y había alguien haciéndole una foto a un peluche que había puesto sobre el mosaico. Mi padre esperó tranquilamente a que terminará y luego me hizo la foto a mí (aunque para ello normalmente no hace falta que me deje en el suelo ni nada), y el tipo del peluche nos miraba con atención. Luego mis papis se sentaron a descansar un poco allí mismo y estuvieron comentando si aquel peluche al que le habían hecho la foto tendría un blog como el mío. La verdad es que es increíble la cantidad de peluches que hay ahora con perfil en Facebook (y algunos son amigos míos), pero que también tenga su propia página de Facebook, perfil en Twitter y, sobre todo, un blog en activo desde 2007 no creo que haya muchos, al menos yo no los conozco…

-En algún viaje, ¿habéis perdido a Molly?

¡¡¡Nooooooo!!! Siendo tan pequeña, si eso hubiese pasado no creo que me hubiesen encontrado y se acabaría mi carrera 😉 Una vez en la Riviera Maya mi padre se dejó la mochila olvidada en un sitio durante un rato y no desapareció de milagro (y si eso hubiera pasado hubiera sido un desastre, porque en la mochila iban los pasaportes, el dinero…). También, en algún viaje no estuvo lejos de que me perdiera, porque la cuerdecilla que me une al mosquetón con el que me enganchan a la mochila estaba empezando a romperse. A la vuelta del viaje mi padre lo recosió bien y, afortunadamente, ahí seguimos.

-¿Sabéis cuál va a ser vuestro próximo destino?

Sí, si todo va bien para primavera tenemos ya un destino, pero es un secreto 🙂

-¿Qué cosas lleváis en vuestro equipaje?

Yo voy libre, sin nada de equipaje, porque al ser de peluche no me hace falta nada, pero mis padres suelen ir cargaditos. Bueno, mi padre en concreto que le gusta llevarse casi de todo. Suele prepararse los viajes muy bien, con toda la información que puede encontrar, y además suele echar a la mochila casi de todo para que no nos falte de nada: un botiquín bien completo (tiritas, vendas…), navaja multiusos, algo de comida para los momentos de cansancio y un equipo de fotografía que en algunos viajes es inmenso y pesa muchísimo 🙂

-¿Recordáis cómo empezasteis esta aventura con Molly?

Como he contado en el blog, yo vivía en un orfanato y mi padre me “adoptó” y me “regaló” a mi madre. Poco después, se fueron de viaje a Lanzarote y me llevaron con ellos, colgada a la mochila. Allí me hicieron mi primera foto y decidieron que iría con ellos a todos los viajes y me harían fotos en los sitios más chulos de los países que visitasen.

Luego seguimos viajando por Italia, Londres, París, México, la República Dominicana, Egipto, Turquía, Grecia… Y también otros destinos dentro de España. Reconozco que prefiero ir al extranjero, pero los viajes dentro de España tampoco están mal, por ejemplo, hemos ido mucho a las Canarias que es un sitio que nos encanta.

-Podéis contarnos alguna situación graciosa.

Alguna que otra nos han pasado, pero como tengo el cerebro relleno de felpa tengo una memoria de pez 😉 Si queréis, en el blog suelo contar lo más divertido que nos ha pasado en cada viaje.

-¿Tenéis pensado dar la vuelta al mundo?

¡¡¡Ojalá!!! La verdad es que nos queda mucho mundo por ver, pero ahora mismo no podemos, porque con estas cosas de la crisis, el dinerito no sobra precisamente. Primero fue, porque nació mi hermana Sofía y por eso estuvimos unos años saliendo muy poco (y ese fue el motivo por el que empecé a contar mis viajes en el blog). Y ahora que ella es mayor y también le encanta viajar, el problema es el dinero.

Por otro lado, una vuelta al mundo es algo que requeriría, aparte de mucha pasta, mucho tiempo. Vamos que como no nos tocase la Primitiva (que si nos toca… Pufffff). Pero bueno, en un futuro: ¿quién sabe?

-¿Qué canción soléis escuchar en vuestros viajes?

La música es importante para mi familia pero no hay ninguna canción en concreto que escuchamos cuando viajamos. Bueno, en realidad cuando llevamos días fuera de España, a mi padre le entra un poco de morriña y le gusta escuchar “La chica de ayer”, de Nacha Pop.

-¿Qué tipo de alojamientos soléis reservar?

Solemos ir a hoteles, que es lo más cómodo, pero no descartamos otro tipo de alojamiento. A mí, francamente me da igual, porque como soy de peluche no necesito dormir 🙂

-Por último, muchas gracias por participar. Y para acabar,  ¿qué habéis aprendido de viajar?

Gracias a ti 🙂 De viajar lo hemos aprendido todo. Está claro que conocer otras culturas te abre la mente, te hace más abierto y solidario. Viajar te hace mejor persona o, en mi caso, mejor peluche 😉

No os perdáis ninguna de sus aventuras en el Blog de Molly.

15 sitios para visitar en Dublín

En el siguiente post os voy a recomendar 15 sitios que no os podéis perder si visitáis la increíble ciudad de Dublín.

1. National Gallery of Ireland

La Galería Nacional de Irlanda acoge una prestigiosa colección de arte que data desde la Edad Media hasta el siglo XX, procedente del oeste de Europa. Cuenta con 54 salas en las cuáles se exponen más de 800 obras de arte ordenadas de forma geográfica, histórica y temática.

Podéis encontrar obras de Caravaggio, Rembrandt, Monet, Velázquez, Picasso, Goya o Van Gogh.

Horario:

De lunes a sábado: 9:15-17:30;

Jueves: 9:15–20:30;

Domingo: 11:00–17:30.

Precio: gratuito

Como llegar: Autobús: Merrion Sq., líneas 15X, 44, 44B, 44C, 48A, 50X, 65X y 77X.

2. Cathedral of the Most Holy Trinity

La Catedral Christ Church, también conocida como la Catedral de la Santísima Trinidad es la más antigua de las dos catedrales protestantes de DublínLa catedral comenzó siendo un pequeño templo de madera creado por el rey vikingo Sitric en el año 1038. Posteriormente, en 1172 comenzó la construcción de la actual iglesia de piedra, un proceso que se alargó hasta el siglo XIII.

Desde la parte exterior se puede ver un pequeño puente, construido en 1870, que comunica la catedral con Synod Hall, el lugar en el que se encuentra el museo de exposiciones vikingas de “Dublinia”.

Horario:

horario christ

Precio: Adultos: 6 €

Como llegar: Autobús: Christchurch Place, líneas 49X, 50X, 54A y 78A.

3. Dublinia 

Es una exposición interactiva que invita a sus visitantes a realizar un viaje al pasado para conocer la historia de Dublín durante la época vikinga y la Edad Media. El “museo” está ubicado en el Synod Hall, un edificio neogótico construido en 1875 sobre la iglesia medieval de St. Michael.

Todas las exposiciones cuentan con recreaciones de las escenas cotidianas a tamaño natural, capaces de transportar a los visitantes hasta otra época. La visita está dividida en tres partes bien diferenciadas: Dublín vikingo, Dublín medieval, y una zona denominada como “History hunters” (cazadores de historias).

Al final de las exposiciones es posible subir los 96 escalones de la torre medieval que perteneció a la Iglesia de San Miguel.

Horario:

10:00 a 18:30 (17:30 última entrada): marzo a septiembre.

10:00 a 17:30 (16:30 última entrada): octubre a febrero.

Precio:

Adultos:  8.50€

Estudiante / Senior:  7.50€

Niño: 5,50 €

Familia (2 adultos + 2 niños):  24,00€ 

Como llegar: Autobús: Christchurch Place, líneas 49X, 50X, 54A y 78A.

4. Wax Museum

El Museo de Cera tiene cuatro plantas repletas de figuras de personajes famosos realizadas en cera, además de algunas atracciones interactivas.  Algunas de las salas más interesantes son las siguientes:

  • Children’s fantasy world: encontraréis personajes como los Simpsons o Harry Potter, hasta acercarse a las princesas de cuento de todos los tiempos.
  • The grand hall: encontraréis algunas leyendas irlandesas del rock and roll como U2, Phil Lynott o Liam Neeson.
  • Wax factor studio: es posible preparar una grabación mezclando la imagen de los visitantes con sus videos musicales preferidos.
  • The chamber of horrors: Los personajes de la cámara de los horrores son capaces asustar a los más valientes ya que es imposible adivinar quién será el siguiente en abalanzarse sobre los visitantes.
  • Record in wax: es posible improvisar sobre la mesa de mezclas que utilizaron en el pasado algunas leyendas del rock y del pop como REM o Snow Patrol.

Horario:  10 a 19:00 (última entrada es a las 18:15).

Precio:

tickets

Como llegar: Autobús: College Green, líneas 50X y 77X.

5. St. Teresa’s Church

Localizada entre las zonas comerciales de Grafton Street y Clarendon Street. La construcción de la iglesia comenzó en 1793, pero no se vio finalizada hasta 1808, convirtiéndose en la primera iglesia construida tras la Reforma Católica de 1793.

La Iglesia de Santa Teresa resulta muy curiosa, sobre todo por los colores poco comunes de su interior y la forma de su planta.

Horario:  de lunes a sábado: 9:30 a 17:00

Precio: gratuito

6. Grafton Street

Situada en pleno corazón de Dublín, entre la Universidad Trinity College y el Parque St Stephens Green, es una de las calles peatonales más importantes y concurridas de toda la ciudad, además de una de las mejores zonas de compras.

Al norte de Grafton Street, en la intersección con la calle Nassau (donde finaliza la zona peatonal de la calle), se encuentra la estatua de bronce de la mítica vendedora ambulante Molly Mallone, una mujer que de día se dedicaba a vender pescado con su carro y de noche ejercía oficios menos dignos.

En 1880, James Yorkston compuso la canción “Cockles and Mussels” (berberechos y mejillones) en honor a Molly y, hoy en día, la canción se ha convertido en un himno para todos los ciudadanos irlandeses.

7. Kilmainham Gaol

La antigua prisión de Kilmainham, inaugurada en 1796, ha sido la morada de muchos de los personajes implicados en la lucha por la independencia de Irlanda durante más de 100 años. Hoy se pueden ver las celdas y las zonas comunes que permanecieron impasibles ante las innumerables ejecuciones.

Con la llegada de la hambruna de 1848, miles de personas se vieron obligadas a robar para poder comer y esto empeoró la vida en la cárcel, haciendo que los presos malvivieran hacinados. Aún así eran muchos los que se alegraban de encontrarse en prisión para poder llevarse algo a la boca.

El último preso fue liberado en 1924, poco antes del cierre de la cárcel. Se trataba de Éamon de Valera, que posteriormente llegaría a ser presidente de Irlanda.

La visita guiada a Kilmainham Gaol comienza en la capilla de la cárcel, donde Joseph Plunkett se casó con Grace Gifford poco antes de ser fusilado por participar en el “Alzamiento de Pascua”. El recorrido continúa por los pasillos que dan a las antiguas y lúgubres celdas, y finaliza en el patio en el que se llevaban a cabo las ejecuciones. Una vez finalizada la visita guiada se puede visitar el museo de la cárcel, en el que se muestran diferentes objetos que pertenecieron a los presos.

Las visitas son guiadas y duran aproximadamente una hora.

Horario:

De abril a septiembre: 9:30-18:00

De octubre a marzo: de lunes a sábado 09:30-17:30 

Domingo: 10:00-18:00

Precio:

Adultos: 4 € 
Senior / Grupo: 3 € (máximo 35 personas en un grupo)
Niño / Estudiante: 2 € 
Familia: 10 € 

Como llegar: Autobús: Old Kilmainham, líneas 78A y 206; Emmet Rd. (Kilmainham Cross), líneas 51B, 51C, 78A y 206.

8. Phoenix Park 

Con más de 700 hectáreas de extensión, el Parque Fénix es el parque urbano más grande de Europa. Fue creado en 1662 como reserva de ciervos y en 1745 se remodeló para abrir sus puertas al público.

Situado a escasos kilómetros del centro de Dublín, Phoenix Park constituye un importante pulmón para la ciudad, además de un agradable lugar en el que pasear durante infinitas horas. Podéis encontrar los siguientes puntos de interés en el parque:

  • Columna de Phoenix: pequeña columna coronada por una escultura de la mítica Ave Fénix, que da nombre al parque.
  • Zoo de Dublín: uno de los zoológicos más antiguos del mundo, fue inaugurado en 1830 contando solamente con un jabalí.
  • Papal Cross: cruz situada en el lugar en el que el Papa celebró una misa ante un millón de fieles en 1979.
  • Wellington Testimonial: un obelisco de 63 metros de altura erigido en honor al duque de Wellington. Tardó más de 40 años en ser construido.
  • Áras an Uachtaráin: residencia oficial del presidente de Irlanda.
  • People´s Garden: la única parte ajardinada y cultivada del parque, se encuentra situada cerca de la entrada Park Gate.

Horario:

Está abierto las 24 horas del día, 7 días a la semana, durante todo el año. Las principales puertas del Parque están en  Parkgate Street y Castleknock. Las puertas laterales al parque están abiertos desde las 7 hasta las 23.

Precio: gratuito
Duración media de la visita: 3-4 horas

Como llegar:

Ruta Nº 25 – De Pearse St a Lucan (Dodsboro)

Ruta N ° 26 – De Pearse St a Palmerstown (jardín de los cerezos)

Ruta N ° 46 A – De UCD Belfield a Phoenix Park – Enfermería Road – North Circular camino de puerta

Ruta Nº 37 – De Hawkins St. hasta Blanchardstown Carretera Sur

Ruta Nº 37 – De Hawkins St. hasta Blanchardstown Carretera Sur

Ruta Nº 38 – De Hawkins St. hasta Damastown

Ruta Nº 39 – De Hawkins St. hasta Ongar

Ruta Nº 70 – De Hawkins St. a Dunboyne

9. Casino Marino

Es uno de los edificios neoclásicos del siglo XVIII más destacables de Europa. la palabra “casino” significa casita.

Los visitantes pueden conocer el Casino Marino mediante un tour guiado en inglés en el que cada estancia cobra vida para recordar tiempos mejores, en los que todo eran fiestas y celebraciones.

Después de la entrega de un calzado especial para no dañar los suelos de madera, comienza la visita a través de la cocina, el vestíbulo, el salón y los dormitorios, hasta un total de 16 estancias ricamente decoradas que forman parte de la fantasía creada por el arquitecto.

El edificio esconde multitud de trucos sorprendentes utilizados para conservar la aparente simplicidad del diseño del edificio. De este modo, las columnas que rodean el exterior funcionan como cañerías ocultas, mientras que las urnas romanas del tejado esconden las chimeneas de un modo estético.

Horario:

De mayo y octubre: 10 a 17.

De junio a septiembre: 10 a 18.

Precio:

Adultos: 4 €
Senior / Grupo:  3  €
Niño / Estudiante:  2 €
Familia: 10 €

Como llegar: Autobús: Malahide Rd. (Donnycarney Church), líneas 20B, 27, 27B, 27C, 127 y 129.

10. National Botanic Gardens

Inaugurado en 1795, el Jardín Botánico Nacional es el mejor centro botánico y de agricultura de toda Irlanda. El terreno que ocupa el jardín abarca 20 hectáreas sobre las que se disponen más de 17.000 especies de plantas.

El Jardín Botánico Nacional contiene plantas de todas las partes del mundo, incluyendo más de 300 especies en peligro de extinción y algunas que ya se han extinguido en el mundo salvaje.

El jardín botánico está situado a sólo 3 km del centro de la ciudad, por lo que no se tarda demasiado en llegar hasta allí. Se trata de una visita recomendable tanto para los amantes de la naturaleza, como para los que simplemente quieran alejarse del ajetreo de la ciudad durante un par de horas.
Horario:

Invierno (27 de octubre a febrero)
De lunes a viernes: 9 a 16:30.
Sábados, domingos y festivos: 10 a 16:30

verano (marzo a octubre)
De lunes a viernes: 9 a 17.
Sábados, domingos y días festivos: 10 a 18.

Precio:

Visitas guiadas de lunes a sábado a las 11:30 y 15:00 – 5 € por persona.
Visitas guiadas gratuitas todos los domingos a las 12:00 pm y 14:30.

Como llegar: Autobús: Botanic Avenue, líneas 4, 13, 13A, 19 y 83

11. Casa Número 29

Es una casa georgiana construida en 1794, en la que se recrea el tipo de vida de la burguesía de Dublín entre 1790 y 1820.

La visita comienza con un vídeo introductorio en el que la señora Olivia Beatty, antigua inquilina de la casa número 29, cuenta cómo era su familia y su vida durante los 12 años que vivió en la casa.

Después del recorrido virtual comienza la visita al enorme caserón; en el sótano se pueden ver una gran cocina, la despensa y el cuarto del ama de llaves. Subiendo una planta más se llega hasta el comedor, en el que se encuentra una nevera de madera que se utilizaba para enfriar el vino. Ésta, al igual que la caja en la que se guardaba el té, se encontraba cerrada bajo llave para prevenir los robos por parte de los criados.

En la primera planta se situaba un gran salón dedicado a los actos sociales, además de un pequeño salón más familiar. La estancia conocida como el “cuarto de los enfados”, era un tocador en el que la señora de la casa guardaba su mesita de costura y un escritorio.

El dormitorio principal cuenta con una cama de principios del siglo XIX, una curiosa silla de ejercicios y un rudimentario baño. Esta habitación llama la atención aún más si lo comparamos con el austero cuarto de la institutriz, situado en la planta más alta del edificio. En él se pueden ver algunas muestras de las lecciones de costura que recibían los niños.

En la última estancia de la casa se encontraba el cuarto de los niños, donde se pueden ver algunos juguetes originales entre los que destacan dos grandiosas casas de muñecas perfectamente amuebladas.

Horario:

De martes a sábado: 10 a 17.

Domingo: 12 a 17.

Precio:

Adultos: 6 €

Estudiantes: 3 €

Como llegar: Autobús: Merrion Sq. East, líneas 15X, 49X y 77X;Merrion Sq. South, líneas 15X, 50X, 65X y 77X.

12. Parque de Merrion Square

Conocido como Archbishop Ryan Park, constituye un remanso de paz en pleno centro de Dublín. El parque se encuentra enmarcado por diferentes edificios cargados de interés arquitectónico e histórico, como es el caso de las casas del Gobierno, el Senado, la Galería Nacional, el Museo Nacional de Arqueología o el Museo de Historia Natural.
Tras su construcción, el Parque de Merrion Square era un parque privado utilizado sólo por los vecinos, personas pudientes que se trasladaron a las encantadoras casas de estilo georgiano que rodean el parque.
Durante muchos años las casas de Merrion Square fueron el hogar de numerosos personajes relevantes, como el poeta y escritor

Bajo la montaña de césped situada al sureste del parque se encuentran los restos de un refugio antiaéreo que fue construido para proteger a 1.100 personas de los ataques producidos durante la guerra.

Horario: Durante las horas de sol.

Precio: gratuito

Como llegar: Autobús: Merrion Sq, líneas 4, 5, 7, 7A, 8, 13, 13A, 15X, 45, 49X, 50X, 63, 65X, 77X y 84.

13. Natural History Museum

El Museo de Historia Natural expone más de 10.000 animales disecados provenientes de todas las partes del mundo. De un modo muy acertado, el museo es conocido entre los dublineses como Dead Zoo (Zoo Muerto).

En la planta baja del museo se exponen los animales más representativos de la fauna local, como algunos pájaros, pulpos e insectos, además algunos animales extintos, como es el caso del ciervo gigante conocido como alce irlandés.

En la planta superior del museo se muestran animales procedentes del resto del mundo, como algunos búfalos, monos, ciervos, jirafas, murciélagos y una larga lista de animales disecados, hasta llegar a los esqueletos de dos enormes ballenas que cuelgan del techo.

Horario:

De martes a sábado 10 a 17.

Domingo: 14 a 17.

Precio: gratuito

Como llegar:

Autobús: Kildare St., líneas 7B, 7D, 10, 10A, 11, 11A, 11B, 14, 15, 20B, 25X, 27C, 33X, 39B, 40A, 41X, 46A, 51D, 58C, 70B, 74, 92, 116, 127, 145, 172 y 746.

14. Castillo de Dublín

castillo-dublin-patio-4988

Antiguamente el castillado se utilizaba como lugar de asentamiento de los vikingos, fortaleza militar, residencia real, sede del Tribunal de Justicia Irlandés, y sede de la Administración Inglesa en Irlanda. Hoy en día como lugar para la celebración de las recepciones estatales.

El castillo se puede conocer mediante una visita guiada de 45 minutos durante la cual se recorren gran parte de las estancias, comenzando por el Rellano de las Hachas de Guerra, lugar en el que se situaba la guardia real para proteger la entrada del Salón del Trono. Durante el recorrido por los apartamentos reales, se visitan la Sala de James Connolly, el Salón Granard, las habitaciones del Rey y la Reina, y el Salón del Trono.
Después de la visita al interior del castillo se cambia de escenario para conocer algunos aspectos de la ciudad en el siglo X, en la Torre de la Pólvora. En la bóveda subterránea se puede viajar a través del tiempo para contemplar los restos de lo que un día fueron las adoquinadas calles de la ciudad.

Horario:

Lunes a Sábado: 10.00 a 16.45.
Domingos y festivos: 12.00 a 16.45.

Precio:

Como llegar: Autobús: Werburgh St., líneas 50X, 56A, 77, 77A, 77X, 150 y 151.

15.  Universidad Trinity College

Es la universidad más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Fue fundada en 1592 por la reina Isabel I. Construida sobre un antiguo monasterio agustino, el campus ocupa una superficie de 190.000 metros cuadrados que componen un oasis para los estudiantes.

Aunque en sus comienzos era un lugar exclusivo para los protestantes, a partir de los años 60 comenzó la admisión de alumnos católicos.

A lo largo de la historia, el Trinity College ha visto pasar por sus aulas algunos aventajados alumnos que se convertirían en grandes personalidades, como Samuel Beckett, Bram Stoker, Oscar Wilde o Edmund Burke.

La Biblioteca del Trinity College posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda.Desde 1801 recibe un ejemplar de todas las obras publicadas en Irlanda y Gran Bretaña, gracias a lo cual, actualmente posee casi tres millones de libros repartidos en ocho edificios.

El Libro de Kells, la joya de la biblioteca, contiene un texto en latín de los cuatro evangelios escritos con una caligrafía muy ornamentada, realizada con coloridos pigmentos. Se cree que el Libro de Kells fue creado por los monjes de Iona a principios del siglo IX. Tras el saqueo de Iona a manos de los vikingos, en el año 806 d.C., los monjes que sobrevivieron se trasladaron a Kells.

Captura

Como llegar: Autobús: Grafton St., línea 51D; Trinity College, líneas 51X, 70B, 70X y 92.

No os perdáis más recomendaciones de Dublín en el siguiente enlace.

10 sitios que no debéis perderos en Dublín

Dublín es una ciudad con muchas opciones para hacer.  A continuación,  encontraréis recomendaciones que no debéis perderos si visitáis Dublín. ¡No os perdáis ninguna!:

10 recomendaciones para ver en Dublín

1. Temple Bar

Es uno de los barrios más antiguos y carismáticos de la capital. Sus estrechas y adoquinadas calles conservan la más pura esencia de la ciudad y constituyen el mayor centro cultural y de ocio de Dublín. Temple Bar está situado entre Dame Street y el río Liffey debe su nombre a Sir William Temple, quien adquirió los terrenos en el año 1600.

Temple Bar comenzó a transformarse en un lugar próspero, sobre todo a partir de 1991, tras la elección de Dublín como Capital Europea de la Cultura. Hoy en día, está considerado como uno de los barrios más atractivos de Dublín, con espacios culturales, bares y pubs típicos irlandeses.

Durante el día podemos disfrutar de diferentes mercados como el Food Market o el Book Market.

2. Chester Beatty Library

La Biblioteca Chester Beatty, no es sólo una biblioteca, sino que también es un museo que acoge diferentes tesoros artísticos pertenecientes a las grandes culturas y religiones del mundo. Podréis encontrar algunos ejemplares del Corán del siglo IX, papiros que datan del 1100 a.C., o algunos de los más antiguos ejemplares del Antiguo Testamento.

Horario:

De marzo a octubre: de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00.

De noviembre a febrero: de martes a viernes 10:00 a 17:00 (cerrado los lunes).

Sábado, 11 a 17:00 y domingo, 13:00-17:00

Precio: gratuito

Como llegar: Autobús: Werburgh St., líneas 50X, 56A, 77, 77A, 77X, 150 y 151.

3.  St. Patrick’s Cathedral

Erigida en honor del patrón de Irlanda, la Catedral de San Patricio es una de las dos catedrales pertenecientes a la Iglesia de Irlanda, junto con la Catedral Christ Church.

La catedral, es la mayor iglesia de Irlanda, fue erigida junto a un pozo en el que San Patricio bautizó a los conversos alrededor del año 450.

El interior de la Catedral de San Patricio aloja infinidad de aspectos interesantes que reflejan diferentes momentos históricos ocurridos durante su existencia, como es el caso de “La Puerta del Capítulo”, que conmemora el fin de las disputas entre los condes de Ormond y Kildare los cuales, a través de un agujero realizado en dicha puerta, estrecharon sus manos para restaurar la paz perdida.

Horario:

horario

Precio:

Adulto: 6€

Estudiante: 5 €

Familias: 15 €

Como llegar: Autobús: Patrick St. (Dean St.), líneas 49, 49A, 54A, 77A y 150.

4. Iglesia de St Audoen’s

Declarada monumento nacional, fue construida entre 1181 y 1212 y es una de las iglesias medievales más antiguas de Irlanda. Dedicada a San Audoen, obispo de Rouen y patrón de Normandía en el siglo VII, hoy en día la iglesia continúa cumpliendo con sus funciones eclesiásticas a pesar del paso de los años.

Tras su muerte en el año 684, Audoen, obispo de Rouen, fue enterrado en el terreno que años más tarde ocuparía la iglesia que le fue dedicada. Tras su construcción en 1212, la iglesia comenzó a cobrar gran importancia en la vida eclesiástica y civil de la ciudad.

La Iglesia de San Audoen’s es la más antigua de las que se conservan en Dublín y continúa siendo un lugar muy agradable y acogedor.

Horario: de 25 abril a 23 octubre:  9.30  a 17.30.

Precio: Gratuito

Como llegar: Autobús: High St., líneas 51B y 51C.

5. Iglesia de San Michan

Fundada en el año 1095, fue durante varios siglos la única iglesia situada al norte del río Liffey. San Michan no es conocida por este detalle, sino por los ancianos inquilinos que habitan en sus criptas.

El mayor atractivo de la iglesia reside en sus entrañas en las que varias criptas repletas de ataúdes muestran los restos momificados de algunos antiguos ciudadanos de Dublín. Un guía os acompañará hasta el interior de las lúgubres criptas para presentaros a los personajes que descansan en ellas.

En una de las salas subterráneas se conservan los restos momificados de los hermanos Henry y John Seares, que fueron ejecutados por actuar como dirigentes durante la Rebelión de 1798.

En las salas contiguas se pueden contemplar los ataúdes abiertos en los que reposan las momias cubiertas de polvo. Algunas de las momias presentan los pies cortados porque eran demasiado altos para entrar en los ataúdes, o una mano cortada en el caso de tratarse de un ladrón.

Horario: de lunes a sábado de 9 a 18h.

Precio:

Adultos: 4 €

Estudiantes: 3€

Como llegar:

Tranvía: The Four Courts, línea roja.
Autobús: North Quays, líneas 51D y 51X.

6. The Old Jameson Distillery

La Antigua Destilería de Jameson, fundada por John Jameson en 1780, fue durante casi 200 años el lugar en el que se llevó a cabo la creciente producción de whisky Jameson. Hoy en día, alberga un museo en el que se desvela a los visitantes el proceso artesano de elaboración del whisky irlandés.

Las visitas, a no ser que se reserve con antelación, sólo se realizan en inglés, y la entrada es algo cara para los que no dispongan de la tarjeta Dublín Pass.

Horario: de lunes a sábado de 9 a 18 y los domingos de 10 a 18.

Precio:

tickets

Como llegar:

Tranvía: Smithfield, línea roja.
Autobús: Arran Quay, líneas 39 y 39A; Christian Youth Church, líneas 37, 39B, 39C, 70 y 70A.

7. Museo Nacional de Artes Decorativas y de Historia

Posee una amplia colección de objetos que permiten conocer la historia social, económica y militar de Irlanda. Se encuentra ubicado en los imponentes edificios neoclásicos del antiguo cuartel militar Collins Barracks, construido en 1702.

Horario:

De martes a sábado: 10:00 a 17:00.

Domingo: 14:00 a 17:00.

Precio: gratuito

Como llegar:

Tranvía: Museum, línea roja.
Autobús: líneas 90, 25, 25A, 66 y 67.

8. Guinness Storehouse

El almacén de Guinness fue construido en 1904 para ser utilizado como lugar de fermentación de la cerveza Guinness. El edificio cumplió con su cometido hasta 1988 y en el año 2000 abrió sus puertas al público para mostrar sus exposiciones.

En la planta baja del edificio principal (con forma de enorme pinta de cerveza) se puede ver una copia del contrato de alquiler de la cervecería durante 9.000 años. Fue firmado por Arthur Guinness en 1759.

Avanzando hacia el interior del almacén puede contemplarse una llamativa exposición sobre los cuatro ingredientes que componen la cerveza. Los ingredientes son agua, lúpulo, cebada y levadura. 

Para los que queréis un bonito recuerdo de la visita, en la quinta planta podréiss tirar vuestra propia pinta y os darán un diploma.

La visita finaliza en la azotea del edificio (Gravity Bar), un agradable lugar desde el que se pueden admirar las vistas de la ciudad degustando una pinta, cortesía de la casa.

El conocidísimo Libro Guinness de los Records también tiene relación con la compañía cervecera, tuvo sus inicios en una pequeña disputa sobre qué pájaro volaba más rápido.

En el siguiente enlace podréis comprar la entrada a la Guinness Storehouse con un pequeño descuento y evitar las colas: Entradas con descuento a Guinness Storehouse

Horario: 9 a 17:30 todos los días.

Precio: Adulto: 20 %, con descuento por comprobarlo por la web: 18 €

Como llegar: Autobús: Thomas St./(Watling St.), líneas 123, 51B y 78A.

9. St Stephens Green

Creado en 1664, es uno de los parques públicos más antiguos de Irlanda. El parque se encuentra situado en el centro de Dublín, al final de Grafton Street, una de las calles comerciales más destacadas de la ciudad.

Los jardines fueron rediseñados en el siglo XIX con un estilo victoriano que conservan en la actualidad. El terreno rectangular ocupa aproximadamente 9 hectáreas de terreno, en las cuáles se extiende un precioso estanque habitado por gaviotas y cisnes. El parque cuenta con zonas arboladas bajo las que cobijarse, infinitas praderas, una fuente central y algunos monumentos en honor a importantes personajes irlandeses. Una de las zonas más curiosas de St Stephens Green es el parque para ciegos, que cuenta con plantas aromáticas que están etiquetadas en braille.

Dublín

Horario:

De lunes a sábado abren a las 7:30 hasta que haya luz.

Domingo: 9:30 hasta que haya luz.

Precio: gratuito

Como llegar:

Autobús: St. Stephen’s Green, líneas 39X, 40A, 40C, 41X, 51X, 58X, 66X y 67X.
Luas: St. Stephen’s Green, línea verde.

10. National Museum of Ireland – Archaeology

El Museo Nacional de Arqueología ofrece exposiciones arqueológicas desde la evolución de la civilización irlandesa hasta la llegada de los primeros habitantes en el Mesolítico hasta la Irlanda medieval.

Horario:

De martes a sábado: 10 a 17.

Domingo: 14 a 17:00.

Precio: gratuito

Como llegar:

Autobús: Kildare St., líneas 7B, 7D, 10, 10A, 11, 11A, 11B, 14, 15, 20B, 25X, 27C, 33X, 39B, 40A, 41X, 46A, 51D, 58C, 70B, 74, 92, 116, 127, 145, 172 y 746.

No os perdáis más cosas para ver en Dublín en el siguiente post.

Si queréis encontrar alojamiento barato podéis consultar el siguiente enlace.

 

7 sitios para ver en Dublín en un día

En esta ocasión os voy a recomendar sitios para ver en Dublín (Irlanda) en un día. ¿Estáis preparados? Vamos a ello:

7 sitios para ver en Dublín en un día:

1. O’Connell Street

Situada en pleno centro de la ciudad, es la calle principal de Dublín. La calle comienza sobre el río Liffey, en el puente O’Connell (un puente más ancho que largo), y finaliza en Parnell Street. Es también una de las principales zonas comerciales de la ciudad ya que desde ella se puede acceder a calles como Henry Street o Parnell Street, dos importantes calles de tiendas en Dublín.

dublin

En O’Connell Street podemos encontrar numerosos monumentos como el conocido The Spire (la espiral). Es una gran aguja que se eleva 120 metros. The Spire fue construido en el año 2003 en el lugar en el que se encontraba el monumento Nelson’s Pillar, que fue destruido durante uno de los ataques del IRA (Irish Republican Army).

Además, podemos ver la estatua del líder nacionalista del siglo XIX que dio nombre a la calle, Daniel O’Connell, o las estatuas de Sir John Gray, James Larkin, Charles Stewart Parnell y el padre Theobald Mathew, fundador del movimiento Pionero por la Abstinencia.

El edificio de la Oficina Central de Correos de Dublín, construida en 1818, está considerado como uno de los mejores monumentos de O’Connell Street. Este emblemático edificio posee un gran valor histórico ya que fue el lugar en el que se proclamó la República de Irlanda después de la sublevación de 1916. Aún se conservan algunos edificios antiguos como el Hotel Gresham, de 1817, o los almacenes Clery’s del 1822.

2. St Mary´s Pro-Cathedral

Conocida por sus misas cantadas en latín, la Pro-catedral de Santa María, fue construida entre 1815 y 1825 sobre la antigua Abadía Cisterciense de Santa María.

El estilo neoclásico de Santa María ofrece un gran contraste con la mayoría de las iglesias de la ciudad, construidas con un estilo gótico. El exterior está inspirado en el templo ateniense de Teseo, portando seis imponentes columnas dóricas. El interior de la iglesia también es completamente diferente al de las dos catedrales y el resto de las iglesias de la ciudad. Con una mezcla de estilos griego y romano, la iglesia ha sido objeto de controvertidas opiniones en las que se la catalogaba tanto de de joya artística, como de una monstruosidad.

Horario:

De lunes a viernes:  7:30 hasta las 18:30

Sábados: 7:30 hasta las 19:00

Domingo: de 9:00 a 14:00 y de 17:30-19:30

Precio: Gratuito

Como llegar:

Autobús: Marlborough St., líneas 20B y 32X.
A pie desde O’Connell Street.

3. Garden of Remembrance

El Jardín del Recuerdo fue inaugurado por el presidente Éamon de Valera en 1966 para celebrar el 50 aniversario del Alzamiento de Pascua. Es un pequeño parque de recuerdo y reflexión dedicado a la memoria de todos aquellos que fallecieron en el intento de lograr la independencia de Irlanda.

En el fondo del estanque se pueden ver algunos mosaicos con forma de armas vikingas. Estos mosaicos representan la costumbre celta de arrojar las armas al fondo del río después de un combate para celebrar el fin de un comportamiento hostil.

Al fondo del parque se sitúa una gran escultura de bronce conocida como “Children of Lir” (Los Niños de Lir), en la que unos niños se convierten en cisnes como símbolo del renacimiento y la resurrección.

Uno de los elementos más emotivos del parque es el poema “We saw a vision” grabado en una de las paredes, que expresa el significado de la lucha por la libertad mediante algunos textos muy representativos: “…tuvimos una visión, plantamos el árbol del valor y floreció…”.

Horario:

Abril-septiembre: 8:30 a 18:00
Oct-Mar: 09:30 a 16:00

Precio: Gratuito

Como llegar: Autobús: Parnell Sq. East, líneas 1, 2, 14, 16, 19, 33X, 39X, 41X, 48A, 58X, 70B y 70X.

4. National Leprechaun Museum

El Museo Nacional del Leprechaun inaugurado en 2010 dedicado a la mitología irlandesa, especialmente al minúsculo y popular personaje conocido como leprechaun.

Los leprechauns son pequeños personajes de la mitología irlandesa que se pueden reconocer por su característico trajecito de color verde. Provenientes de un lejano mundo situado bajo el mar, los leprechauns llegaron a Irlanda hace muchos siglos y decidieron convertirla en su nuevo hogar. Lugar ideal para niños, para adultos no es muy recomendable.

Horario: 10 a 18:30

Precio:

Adultos:  12€

Niños de 3 a 11 años: 8€

Niños menores de 3 años: 3€

Estudiantes: 10€

Entrada familiar (2 adultos y 2 niños): 34€  

Jubilados: 10€

Como llegar:

Tranvía: Jervis, línea roja.
Autobús: Ormond Quay, líneas 39B y 69X.

5. Custom House

El imponente edificio de estilo neoclásico  fue construido en el siglo XVIII como sede de la aduana del puerto de Dublín.En 1921 algunos afiliados al partido republicano Sinn Féin celebraron su triunfo electoral incendiando el edificio, algo que causaría daños irreparables en el mismo. En 1926 se inició su reconstrucción, que no se vería finalizada hasta el año 1991.

Desde su restauración funciona como sede del Ministerio de Medio Ambiente, además de constituir el edificio más llamativo de los que se encuentran a orillas del río Liffey. Su monumental fachada es digna de ser fotografiada, junto a su reflejo en el agua, tanto de día como de noche.

Horario:

De marzo a octubre: de lunes a viernes de 10:00h a 12:30h. Sábados, domingos y festivos de 14:00h a 17:00h.
De noviembre a marzo: De miércoles a viernes de 10:00h a 12:30h. Los domingos de 14:00h a 17:00h.

Precio: Gratuito

Como llegar: Autobús: Custom House Quay, línea 151.

6. Galería Hugh Lane

Alberga una gran colección de arte moderno y contemporáneo, tanto irlandés como internacional.

Entre las exposiciones del museo destaca especialmente el Estudio de Francis Bacon, una reproducción de la desastrosa habitación en la que trabajaba el artista en su casa de Londres.

Justo enfrente de la entrada del museo se sitúa la Sala de la Vidriera, una pequeña estancia en la que se exponen varias vidrieras que proyectan infinidad de colores sobre los visitantes.

Horario: martes a domingo de 10 a 17.

Precio: gratuito

Como llegar: Autobús: Parnell Sq. East, líneas 1, 2, 14, 16, 19, 33X, 39X, 41X, 48A, 58X, 70B y 70X.

7. City Hall 

El Ayuntamiento de Dublín es uno de los mejores exponentes de la arquitectura georgiana de la ciudad. Construido entre 1969 y 1779 por el gremio de los mercaderes, el edificio fue creado como sede de la Cámara de Comercio.

Junto a la entrada principal del edificio se encuentra la Rotonda, un amplio espacio circular cubierto por una cúpula sostenida por doce columnas. La Rotonda es una estancia elegante decorada con estatuas, algunas de las más antiguas esculpidas en 1772.

Los sótanos del Ayuntamiento acogen una exposición multimedia que traza la historia de Dublín desde el periodo anterior a la invasión anglonormanda de 1170 hasta la actualidad.

Horario: Lunes a sábado: 10 a 17:15

Precio: La Rotonda es gratuita.

Adultos: 4 € (3,60€ si reservar en línea)

Tercera Edad, parados, estudiantes: 2 €

Niños: 1.50€

Familia Tarifa: 10 € (para dos adultos y hasta cuatro hijos)

Grupos: 3 € (para grupos de diez o más con reserva previa)

Como llegar: Autobús: Parliament St., líneas 37, 39, 39A, 39C, 70 y 70A.

Espero que disfrutéis de vuestra visita por Dublín.

 

5 motivos por los cuáles deberías viajar solo

Una de las mejores cosas que se pueden disfrutar en la vida es viajar solo. En este post os voy hablar de 5 motivos por los cuales considero que deberíais viajar solos al menos una vez en la vida. Seguramente, una vez que viajéis solos queréis repetir más veces la experiencia. ¿Preparados? Los 5 motivos son los siguientes:

  1. Conocerás a muchas personas. Al viajar solo muchas personas se nos acercan y entablaran conversación con nosotros. Ya sea para ayudarnos, preguntar alguna cosa, hablar, etc.
  2. Te conocerás mejor. Es un buen momento para pensar con calma sobre ti y darte cuenta de tus debilidades y fortalezas. Y poner en orden tu vida, que quieres conseguir, sí eres feliz, etc.
  3. Harás lo que quieras en todo momento. No tendrás que adaptarte a los gustos, preferencias de otras personas, simplemente harás lo que más te apetezca en cada momento. Si quieres comer, ir a un sitio, sentarte, etc.
  4. Te sentirás libre. No hay mayor satisfacción que darte cuenta de que eres libre, serás tu propio pájaro con alas.
  5. Tendrás recuerdos imborrables. Volverás con muchísimos recuerdos que nunca olvidarás.

imagen 6

Espero que os atreváis a probarlo al menos una vez en la vida. Buen viaje 🙂

Opinión sobre el alojamiento: Mas Taniet en Benissanet

Hoy voy a contaros mi experiencia en el Mas Taniet donde me he alojado una noche. Se encuentra situado en el pueblo de Benissanet (Tarragona).  Si queréis más información sobre Benissanet podéis consultar el siguiente post.  He aprovechado mi estancia en Benissanet para ver Miravet, Benifallet, Móra de Ebro y Tivissa. A continuación, os voy a remarcar los puntos que son importantes de los alojamientos que reservo.

IMG_20151017_132350

Situación: 6, hay que ir en coche, ya que en transporte público es complicado llegar. Aparte hay que vigilar con las indicaciones del gps.

Ruido: 10, no hay ningún ruido. Zona muy tranquila y sin coches.

Comodidad de la cama: 10, se puede descansar perfectamente.

Limpieza: 10, la habitación estaba limpia y el baño también.

Wifi: no he utilizado el wifi.

Precio: 8, no es muy barato, pero el trato personalizado, las instalaciones y el desayuno están muy bien.

Recomiendo Mas Taniet para desconectar de la ciudad y poder disfrutar de pueblecitos de las Tierras del Ebro.

Qué hacer en Miravet en un día

Miravet es un pequeño pueblo encantador situado a la orilla del río, en el tramo final del Ebro catalán (Terres de l’Ebre, Tarragona) entre montañas y fértiles campos de fruta dulce.

miravet

Cómo llegar

Con GPS: buscar “BENISSANET” y a 3 km el siguiente pueblo es Miravet. Si buscáis directamente Miravet os llevará al paso de barca, dirección Tortosa, pero recordad que es un transbordardor NO UN PUENTE y su horario es de 9 a 13 y de 15 a 18h en invierno o a 19h en verano.

Por la autopista A-7 o la N-340, Barcelona-Valencia, desviándose a la altura de l’Hospitalet de l’Infant (C-233) dirección Móra hasta conectar con la C-12 (Eje del Ebro); por la misma carretera C-12, Tortosa-Lleida, o viniendo por la N-420, Tarragona-Alcañíz.

Indistintamente hay dos opciones de entrada:

  • Por el desvío de la rotonda de Móra d’Ebre (N-420) pasando por Benissanet.
  • Por la C-12, entre Rasquera y Ginestar, cruzando el río por el Paso de Barca.

Entrar por el Paso de Barca, el último original y sin motor de todo el Ebro, es una auténtica experiencia y permite disfrutar de la mejor panorámica de Miravet y el paisaje que lo rodea.

Qué ver

1. Castillo de Miravet: es una fortaleza imponente rodeada por una muralla de 25 metros de altura. Está en una posición estratégica. El precio de la entrada es la siguiente:

Normal: 3,50 euros
Reducida: 2,50 euros
Reducida especial: 1,50 euros

Y el horario: del 1 de octubre al 15 de diciembre: de 10.00 h a 17.30 h.

miravet
2. Iglesia Vieja: está situada en el centro del casco antiguo de Miravet y ha sido convertida en un monumento cultural después de años de abandono.  Es un templo renacentista construido entre el siglo XVI y XVII por la Orden del Hospital sobre la espacio donde se podía ubicar la antigua mezquita de la población musulmana. Fue redecorada con pinturas barrocas en el siglo XVIII hechas por autores locales.

Durante la Guerra Civil fue saqueada y las imágenes y retablos fueron quemados; posteriormente fue abandonada. En los años 80 se inició la recuperación del edificio con exposiciones, conciertos, subastas, presentaciones de libros, etc.

Actualmente está abierta en Semana Santa y verano, o en momentos puntuales especiales. Acoge una serie de exposiciones permanentes sobre su propia historia, la cerámica miravetana, las riadas, los templarios, el pintor Joaquim Mir, etcétera.

3. Cap de la Vila: el núcleo histórico de Miravet es un entramado de casas que cuelgan sobre el río y que trepan por la montaña y los acantilados. Subiendo por su calles podemos encontrar las típicas calles porticadas, casas antiguas, bonitos rincones y muy buenas vistas sobre el río y su vegetación.

También destaca la desolación creada por la Batalla del Ebro, que aún se puede ver con las numerosas casas caídas y abandonadas.

Si iniciamos una ruta desde el lado del Ebro, en las casas de la Calle del Río podemos encontrar placas del
a riada de 1907. Más adelante encontraremos unas escaleras que bajan al río y donde junto está la antigua astillero medieval ; muy cerca de él hay una casa dentro del río, que era un antiguo molino. Si empezamos a subir encontraremos una portada y un porche, donde antiguamente estaba la puerta que cerraba la población. Si miramos a lo alto de la casa encontraremos la placa de la riada de 1787, la más grande que se tiene registrada en el Ebro. Continuamos subiendo por la Calle del Horno donde encontraremos “el Salto”, zona desde donde podemos observar el Ebro y el meandro del Tamarigar, zona protegida por el interés de su fauna y flora. Seguimos subiendo rodeando la iglesia y llegamos a una pequeña plaza donde destaca un gran arco; este arco era el lugar donde se reunía la comunidad musulmana de Miravet, ya que donde ahora está la iglesia, estaba la mezquita. Si subimos hasta delante de la iglesia encontraremos el mirador de la Sanaqueta, antiguo patio de la mezquita, y que ofrece grandes vistas. Si seguimos la Calle de Ferreries, donde se férrea los caballos de los señores del castillo, llegaremos a un camino empedrado, Costa de Riago, donde podremos leer el poema de Roque Lobo, ilustre Miravet que vivió gran tiempo en el exilio. Si volvemos hacia el pueblo encontraremos el camino que sube al castillo y, así, poder continuar la ruta por Miravet.

Si queréis más información sobre Miravet podéis consultar la siguiente web.

 

Qué hacer en Benissanet en un día

Benissanet es un municipio situado a la derecha del río Ebro, a 400 m de la corriente fluvial. Parece ser que en un principio, el pueblo fue una alquería musulmana asentada sobre unas ruinas romanas. La repoblación del territorio fue encomendada a la Orden del Templo, instalada en el castillo de Miravet. Con la extinción de los templarios, pasó a los hospitalarios, fundadores de la castellanía de Amposta.

Qué ver en Benissanet

1. Refugio de la Font Gran: Este bien conservado refugio antiaéreo fue construido por las mujeres del municipio con la ayuda de soldados republicanos. Tiene dos bocas de entrada y casi 100 metros de largo. En el interior existe una sala donde se puede ver un audiovisual realizado por las féminas que fueron testimonio de este magnífico edificio. Podéis encontrar más información sobre el horario y el precio en la siguiente web.

refugio

2. Iglesia de Benissanet: El edificio actual de la iglesia parroquial de Sant Joan Baptista fue construido tras la Guerra Civil sobre los restos de un antiguo templo del siglo XVIII, destruido durante la contienda.

3. Cruz: La llamada “Creu del Terme” se encuentra situada sobre un pedestal de piedra.

4. Capilla del Pilar: El santuario de la “Mare de Déu del Pilar” estaba anteriormente dedicado a Santa Bárbara.

5. Ruta Literaria: Ofrece la oportunidad de conocer el municipio a través de los textos de Artur Bladé i Desumvila, escritor nacido en Benissanet.

En breve os comentaré el alojamiento que he elegido para visitar Benissanet y Miravet.

Opinión sobre el albergue Cheapy Hostel en Riga

Hoy voy a contaros mi experiencia en el Cheapy Hostel donde estuve alojada durante 3 noches en Riga (Letonia).  Si queréis más información sobre Riga podéis consultar el siguiente post. Aproveche mi estancia en Riga para ver Jurmala, Jelgava y el parque natural de Sigulda. A continuación, os voy a remarcar los puntos que son importantes de los alojamientos que reservo.

IMG_20150804_124958

Situación: 8, está en pleno casco antiguo y a unos 7 minutos de la estación de autobuses. Y a unos 15 minutos de la estación de tren.

Ruido: 2, estuve alojada en una habitación interior que daba a la máquina de aire, mucho ruido y calor.

Comodidad de la cama: 6, colchones de espuma muy antiguos.

Limpieza: 4, la habitación estaba sucia y no pasaban a limpiar muy a menudo. Los lavabos que son compartidos daban mucho asco.

Wifi: 8, desde la habitación el wifi funcionaba correctamente.

Precio: 10, albergue muy barato por la situación y además incluye el desayuno en el precio.

El albergue parece que tiene cocina pero no es verdad, solo hay un microondas y sin cubiertos.

No recomiendo este albergue por su poca higiene.

Podéis ver el siguiente vídeo sobre Riga:

Opinión sobre el alojamiento: @VilarsRurals de Cardona

Hoy voy a contaros mi experiencia en el Vilar Rural de Cardona donde estuve alojada durante 2 noches.  Si queréis más información sobre Cardona podéis consultar el siguiente post. A continuación, os voy a remarcar los puntos que son importantes de los alojamientos que reservo.

IMG_20150925_171054

Situación: 6, para llegar es mejor hacerlo con coche, andando no es recomendable.

Ruido: 10, no se oyen ruidos exteriores.

Comodidad de la cama: 10, se podía descansar perfectamente.

Limpieza: 10, la habitación estaba limpia y los lavabos también.

Wifi: 5, desde la habitación el wifi funciona a ratos y no en todos lados. Desde la terraza también es complicado conectarse.

Precio: 7, el precio esta acorde a la calidad de la habitación, instalaciones, granja, etc. Es semi caro.

Lo recomiendo principalmente si buscáis relajaros a las afueras de la ciudad y si os gustan los animales de granja.

Podéis seguirlos en twitter.

Podéis ver el siguiente vídeo sobre Cardona: