Sighisoara, la ciudad de Drácula

En esta ocasión, hemos visitado la ciudad rumana de Sighisoara. Su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Como dato os contamos que Sighisoara es famosa por ser la ciudad natal de Vlad Tepes gobernante de Valaquia, el mismo que inspiró el personaje de Drácula. Se trata de una ciudad medieval de Transilvania.

Sighisoara

Qué ver en Sighisoara

1. Casco antiguo

Os recomendamos pasear por sus calles empedradas, recorriendo el casco antiguo medieval. Además, podréis ver las murallas que rodean la ciudad.

Encontraréis 9 de las 14 torres de defensa originales, cada una lleva el nombre del gremio artesano que se ocupaba de su mantenimiento cuando la ciudad era rica gracias al comercio con Moldavia y Valaquia.

Como curiosidad, la imagen de Vlad Tepes aparece en cada esquina: es el mejor reclamo turístico de la ciudad, y sus habitantes parecen encantados de tenerla entre ellos.

2) Casa de Vlad Tepes

En frente a la plaza de la ciudadela se encuentra el monumento más famoso de Sighisoara: la casa donde, dicen, nació el verdadero Vlad Tepes. Rodeada de tiendas de artesanos y viejos anticuarios, es el punto de encuentro de una ruta macabra que también puede incluir el museo dedicado a los distintos tipos de tortura que ha habido en la historia, y que se emplaza en un antiguo calabozo donde esperaban su destino los condenados a muerte. La antigua casa de los Tepes es actualmente un restaurante. Allí hay que probar, la “tapa del conde”, carne cocida rebosante de salsa roja que deja la sonrisa como si uno hubiera hincado el diente en algún cuello cercano.

3) La Torre del Reloj (Turnul cu Ceas)

Es uno de los miradores de la ciudad. Además, cada medianoche su carillón avisa usando siete figuras de madera que se asoman, la hora de los vampiros.

Al lado de la Torre está el monasterio de Sighisoara donde, según las costumbres de las iglesias evangélicas en Transilvania, cuelgan magníficas alfombras orientales, antiguas ofrendas de los mercaderes que regresaban de Anatolia y símbolo de victorias infringidas a los otomanos.

Su visita es de pago. El reloj del siglo XVII es toda una atracción con sus figuras, características de los relojes de Europa Central. Desde lo alto se puede contemplar los tejados de Sighisoara, dando la impresión de que el tiempo no ha pasado.

4) Ayuntamiento

A pocos metros de la plaza de la Ciudadela (Piata Cetatii) podréis ver el Ayuntamiento, se trata de uno de los edificios más pintorescos del casco histórico. Si os animáis podéis subir 175 escalones (la escalera de los escolares) y llegar hasta la iglesia de la Colina (Biserica din Deal). De estilo gótico transilvano.

5) Casa Veneciana (Casa Venetiana)

En la Piata Muzeului encontramos este edificio del siglo XVI de estilo veneciano que muestra los lazos entre la ciudad de los Dogos y Transilvania.

Otros edificios de interés son: la Catedral ortodoxa (Catedrala Ortodoxa) de estilo neobizantino; la iglesia católica de San José (Biserica Romano-Catolica Sf. Iosif) y la iglesia ortodoxa de Cornesti neoclásica.

Museos de Sighisoara

1. Museo de historia (Muzeul de Istorie)

Situado en la Plaza del Museo, se halla dentro de la Torre del reloj.

Abre de martes a domingo de 10:00 a 15:30. Encontraréis artesanía, material médico, objetos de arte, agrícolas, joyas que muestran la riqueza y variedad de Transilvania.

2. Cámara de la Tortura (Camera de Tortura)

También se encuentra en la Torre del Reloj. Los mismos horarios que el anterior. Es un pequeño, pero interesante museo situado en las mismas salas donde se torturaba a los prisioneros durante la Edad Media.

3. Museo de las Armas (Colectia de Arme Medievale).

En la calle Cositorarilor número 5, en concreto en la primera planta del edificio donde nació Vlad. Armas medievales y algunas obras de arte se muestran en este lugar lleno de tanta historia. Los mismos horarios.

Qué comer en Sighisoara

La cocina rumana es muy variada, predominan los platos de carne, las verduras y las sopas. Os recomendamos probar la mamagliga, una masa de maíz cocida, asada o frita. Se sirve como acompañamiento o, a veces, como plato principal, junto con una crema de queso.

También destacan los mitite, salchichas asadas y condimentadas con hierbas aromáticas; el sarmale, carne picada envuelta en hojas de col y las páprikas, un guiso de carne y pollo con cebolla a la crema.

Como llegar

De Sibiu la separan 96 Km (1h 30); de Brasov 114 Km (1h y 30 m) en coche. El aeropuertos más cercano es el de Brasov, y después el de Cluj y Bucarest. En tren se puede llegar desde la capital, Cluj o Brasov, si llegamos en avión, o desde las principales ciudades si recorremos Rumanía en ferrocarril.

Nosotros hemos elegido llegar en autocar desde Sibiu.

Os recomendamos pasear de noche por las calles estrechas, oscuras y plagadas de pasadizos, imaginando a un Drácula que acecha a la vuelta de la esquina.

Cluj-Napoca, qué ver en la capital de Transilvania

Cluj-Napoca es la capital de Transilvania, es la ciudad más grande de Transilvania, y la segunda del país. Es nuestro casi último destino es Cluj-Napoca, ¿por qué decimos casi último? Nuestro viaje iba acabar en esta ciudad, pero subieron los precios de los vuelos. Por ese motivo, decidimos comprar dos billetes con Wizzair hasta Bucarest. Dar unas últimas vueltas por Bucarest y volver a Barcelona. Como pudisteis leer anteriormente, ya hemos pasado por Bucarest para recorrer Rumanía, ya que veníamos de Bulgaria.

Cluj-Napoca

Qué ver en Cluj-Napoca

1. La Piața Avram Iancu

Es un buen punto de inicio para recorrer esta hermosa ciudad. En esta plaza encontraréis la Catedral Ortodoxa y al otro lado de la plaza se encuentra un colorido edificio, la Ópera Nacional Rumana.

Al final del bulevar encontraréis la Piaţa Avram Iancu, una plaza que ocupa el espacio donde se encontraba la antigua muralla. A un lado se hallaba el curioso edificio del Teatro Nacional, construido a principios del siglo XX. Además también podréis ver el monumento a Avran Iancu.

Si continuáis en dirección sur recorriendo la Piaţa Ştefan cel Mare, llegaréis a ver el Bastionul Croitorilor. Es uno de los pocos restos de la antigua fortaleza de Cluj-Napoca que hoy en día puede ser visitado.

Si continuáis caminando por la calle que hay frente al bastión, la Strada Mihail Kogalniceanu, pasaréis por delante de la iglesia principal de la diócesis reformista de Transilvania, además encontraréis muchos edificios académicos.

2) Basílica Católica de San Miguel

Si continuáis por la Strada Universităţii dirección norte llegaréis a la Piața Unirii, donde encontraréis esta magnifica basílica. Al sur este en la Strada Iuliu Maniu se pueden ver dos edificios idénticos. La plaza Unirii está rodeada por casas barrocas como el Palatul Bánffy (que acoge un museo de arte). En el centro de la plaza, se alza la estatua de Matías Corvino, el gran rey húngaro que nació en Cluj, prueba del lazo que une esta región con Hungría. Sin embargo, lo que más destaca de la plaza es la Biserica Sfântul Mihail, una gran iglesia gótica del siglo XIV. No dejéis de admirar su alta torre.

3) Bulevardul Eroilor

Se trata de una avenida con poco tráfico ideal para pasear. Sus aceras son anchas y podréis ver casitas bajas. El paseo es muy agradable.

Si queréis ver Cluj-Napoca desde 400 metros os recomiendo subir la colina de la Fortaleza de Dealul Cetatuia.

Recomiendo también la visita del Jardín Botánico, cuenta con un jardín japonés y numerosas colecciones de plantas tropicales en sus invernaderos, además de una amplia muestra de la vegetación de Transilvania y los Cárpatos.

La visita por la ciudad no os llevará mucho tiempo, es una ciudad bonita para pasar un rato, pero hemos visto ciudades mejores en Rumanía como Braşov o de Sibiu.

Cómo llegar en tren

Se puede llegar desde Hungría o Ucrania, pasando por Brasov y Bucarest. Los trenes en Rumanía son muy lentos, no hay AVES.

Bucarest – 18 cosas para ver

Tras un sinfín de emociones, del que probablemente haya sido para mí el país más bonito de toda Europa, nos adentramos, con cierta pena de pensar que el viaje está llegando a su fin, a la par que con un toque de prejuicio y pesimismo, puesto que todo el mundo tilda a Bucarest como una ciudad algo por debajo que Sighisoara, Sibiu, Brasov… Aun así, no es la primera vez que esto nos ocurre y resulta ser falso, por lo que decidimos comprobarlo por nosotros mismos, y llegar hasta el fondo del asunto.

Nos adentramos en Bucarest

1. Casco antiguo

Decidimos comenzar por uno de los sitios más emblemáticos, donde nada más llegar nos sorprende la cantidad de restos de la II Guerra Mundial.

Nos dirigimos de inmediato a la famosa Curtea Veche, lugar que inspiró la novela de Drácula de Bram Stoker, y también lugar de residencia de Vlad Tepes.

Aprovechando la cercanía, nos dirigimos a la calle Lipscani, una de las más animadas de toda la ciudad, y de paso obligatorio.

Decidimos que era un buen momento para tomar algo en el Pasaje Macca-Villacroise, un lugar con encanto para mantener una agradable charla.

2. Iglesia Stavropoleos

Esta iglesia tiene un estilo bizantino de la primera mitad del siglo XVII que acoge una comunidad de monjas y un reputado coro de música bizantina.

3. El Museo del Campesino

Exhibe una estupenda colección que recorre 400 años de arte, costumbres y oficios populares del país.

Horario: de martes a domingo de 10:00 a 18:00.

Precio: 6 RON (7 €).

4. Casa Poporului del megalómano Ceaucescu

Se trata del segundo edificio civil mayor del mundo y que hoy alberga el Parlamento y el Museo Nacional de Arte Contemporáneo.

El Palacio del Parlamento es la visita estrella de Bucarest. El segundo edificio administrativo más grande del mundo después del pentágono es la viva imagen de los delirios de grandeza del ex dictador Nicolae Ceaușescu que acumulaba para él mientras el pueblo avanzaba poco. La visita por alguna de sus estancias y salones es guiada y tan sólo se ve una pequeña parte del gigantesco edificio, incluida la azotea.

Horario: de 10:00 a 16:00.

Precio: 20 RON (5,5 €), y permiso de filmar y fotografiar otros 30 RON (8,5 €).

5. Lago Herastrau

En este precioso lago, se puede alquilar durante una hora una barca con un precio muy barato. ¡Venga animaros! En el siguiente enlace podréis ver los diferentes precios de las barcas por el lago.

También conocido como Museo de la villa, el Satului es un museo etnográfico al aire libre situado en el Parque Herăstrău. En él se pueden ver las distintas tendencias de la arquitectura rumana, con edificios que van de la edad media a nuestros días.

6 Ópera Nacional

La Opera Nationala Bucuresti ofrece una buena programación entre octubre y junio. El festival Enescu, en septiembre, es uno de los más reputados de la escena europea. Y el Ateneo, el escenario más deslumbrante arquitectónicamente de la ciudad, es la sede de la prestigiosa Filarmónica George Enescu.

No se pueden realizar visitas guiadas, por lo que si os interesa podéis comprar una entrada para disfrutar de algún concierto.

7. El Museo de la Aldea

Situado al aire libre en un área de 15 hectáreas junto al Parque Herastrau, acoge más de 200 construcciones que representan fielmente la variada arquitectura popular de las regiones del país: casas de labor, iglesias rústicas o molinos aparecen decorados con enseres e instrumentos típicos, consiguiendo evocar intensamente la vida rural rumana.

8. Jardín botánico

Si os gustan los jardines no os podéis perder este maravilloso jardín botánico y además el precio es muy barato. Cuenta con muchos invernaderos impresionantes.

9. Museo de Historia Natural

Fundado en 1834 y remodelado en 2011.

Horario: Martes – Domingo: 10-20

Precio para estudiantes: 5 lei.

Bucarest

Bucarest (Rumanía)

10. Museo Nacional George Enescu

Museo dedicado a la vida y obra del compositor más célebre del país.

Horario: Martes – Domingo: 10.00 – 17.00 horas (16.30 – última admisión).

Precio:

  • Adultos: 6 lei;
  • De la tercera edad: 3 lei;
  • Otras entradas reducidas *: 1,5 lei  (75% de descuento);

* titulares de tarjetas Euro <26, niños de 6-15 años de edad, estudiantes de instituto y universitarios (incluidos los que estudian en universidades privadas).

11. Cementerio Bellu

Lugar donde se encuentran las grandes personalidades históricas del país desde 1850.

Horario: 10 a 20.

12. Palacio de Cotroceni

Bucarest está repleto de lujosas casas y palacios que exhiben la grandiosidad y riqueza del pasado del país. El Palacio de Cotroceni, es el Palacio del Presidente. Un edificio histórico que sólo permite visitas guiadas previa reserva, que exhibe unas altas dosis de seguridad pero que merece mucho la pena conocer y que también es sede del Museo Nacional Cotroceni.

Horario: Martes a domingo de 9:30 a 17:30.

13. Plaza Unirii

Una de las plazas más céntricas, animadas y grandes de Bucarest. En la época comunista era llamada Plaza Nacional.

14. Plaza de la Revolución

Para no olvidar esos oscuros años, se llamó a la plaza que hay delante del Palacio Presidencial, de la revolución, donde el dictador Ceaușescu daba sus discursos ante el pueblo sometido. Desde la azotea del edificio comunista, el dictador escapó en helicóptero con su esposa, aunque horas después los capturaron, enjuiciaron y los fusilaron.

El Ateneo rumano es otro de los monumentos más importantes de la ciudad y una maravillosa sala de conciertos situado muy cerca de la Plaza de la Revolución.

15. Museo Nacional de Historia Grigore Antipa

Cuenta con más de 60 salas de exposición en un paseo por la historia de nuestro planeta y por las especies que lo habitaban y lo habitan. Por si nunca habéis visto un esqueleto de dinosaurio, aquí lo podréis ver.

Horario: Martes a domingo: 10-20h.

El precio de la entrada es: 20 lei/ unos 4 €, estudiantes 5 lei.

16. Arco del triunfo

Se encuentra en el norte de la ciudad, tiene 27 metros de altura. Como curiosidad: el todos los 1 de diciembre se celebran aquí desfiles militares con motivo del día nacional de Rumanía.

17. Parque Cismigiu

Es uno de los parques enormes de la ciudad, cuenta con un lago. Pero como os comentaba antes el parque Herastrau es más grande.

18. Palatul Noblesse

Bucarest cuenta con muchos palacios. Este palacio es un extraordinario edificio de 1881 que también es centro de arte con exposiciones temporales y celebra eventos privados. Los comunistas confiscaron el palacio. Cuenta con preciosas estancias, fino suelo de mármol, mucho lujo y mejor gusto en un palacio encantador.

En breve, os seguiré contando más detalles sobre nuestro viaje por Rumanía.

Opinión sobre el Hostal Macaya (Tossa de Mar)

Hoy voy a contaros mi experiencia en el Hostal Macaya donde me he alojada durante 2 noches. Se encuentra situado en Tossa de Mar (Girona), muy cerca de la playa.  He aprovechado mi estancia para relajarme en la playa y para disfrutar de rutas por la costa.  A continuación, os voy a remarcar los puntos que son importantes de los alojamientos que reservo.

Hostal Macaya - Tossa de Mar

      Hostal Macaya

Puntos a valorar del Hostal Macaya:

Situación: 10, esta en pleno centro, a  3 minutos andando de la playa. El hostal esta al lado de la calle de las tiendas.

Ruido: 6, no se escuchaba el ruido de la calle, pero si el de otras habitaciones.

Comodidad de la cama: 7, se podía dormir bien, pero no es la mejor cama que he probado.

Limpieza: 10, la habitación estaba limpia y el baño también.

Wifi: 10, funcionaba perfectamente, en cualquier lugar de la habitación y del hostal.

Precio: 8, es un hostal modesto con desayuno incluido (café, zumo, agua, embutido y bollería).

En conclusión, recomiendo el Hostal Macaya, si lo que buscáis es un sitio cerca de la playa y barato. Las habitaciones no tienen TV, ni aire acondicionado, pero si un ventilador de techo. Como puntos negativos: si no enciendes la luz no funcionan los enchufes y el ruido de otras habitaciones. El trato ha sido es bueno, pero el personal es un poco lento y parece que no entienden muy bien el español.

Qué hacer en Brasov (Rumanía)

La ciudad medieval de Brașov en Rumanía se encuentra a unas dos horas y media de distancia de Bucarest. Se encuentra en la mítica región de Transilvania y la ciudad se encuentra rodeada de las montañas de los Cárpatos

Como sabéis todas las ciudades tienen su calle principal, la calle principal es la strada Republicii. Es una calle llena de restaurantes, tiendas y terrazas. Además, podréis admirar sus fachadas coloridas. La calle principal termina en la plaza Sfatulu (plaza del Ayuntamiento). Es el centro neurálgico donde los fines de semana ponen paraditas para degustar comida típica de Rumania. Además, podemos ver la Casa del Consejo, hoy en día alberga el Museo Histórico de Brașov. Muy cerca de la plaza se levanta la Iglesia Negra, una de las catedrales góticas más grandes de esta zona al este de Europa.

Una de las cosas que más gracia nos hizo en Brasov es encontrar un cartel al estilo de Hollywood con las letras de la ciudad de Brașov labradas a lo alto de la montaña.

Las Murallas de Brașov son uno de los reclamos del lugar gracias a su buen estado de conservación. Rodean gran parte de la antigua ciudad y van uniendo las antiguas puertas de Brașov. Muy recomendable visitar Brasov por la noche con la iluminación y nos transportará a la época medieval.

No os podéis perder la calle más estrecha de Europa muy cerca de la Iglesia Negra la entrada cuesta 6 RON para estudiantes y 9 RON para adultos. Se trata de la Strada Sforii (Rope Street), tiene un ancho de 1.3 metros de ancho.

Brasov - Rumanía

Si quieres ver castillos y quieres que te lleven  y tener un guía puedes contratar alguna de estas dos excursiones, como sabéis Rumanía se caracteriza por sus castillos:

Excursión a los castillos de Transilvania y Valaquia

Excursión al castillo de Bran y la fortaleza de Rasnov

Alrededores de Brasov

Si os gustan las alturas, podéis coger el teleférico que sube hasta la cima de la montaña. El trayecto dura unos 2 minutos. Sube y baja cada 15 minutos, además al Monte Tampa se puede subir andando aproximadamente son 15 minutos.

Además, alrededor de Brasov podéis visitar el castillo de Drácula (Castillo de Bran). De todos modos, tenéis que saber que el príncipe Vlad no visitó el castillo, es un castillo muy turístico. Para ir al castillo se puede desde el Parcul Central de Brașov cogiendo el autobús número 12 hasta llegar a la estación de autobuses llamada Autogara 2. Desde ahí parten los autobuses que llevan directo al castillo en un trayecto aproximado de una media hora por 7 leis.

El castillo Peles fue construido por el Rey Carlos I de Rumania no muy lejos de Sinaia. Merece la pena pasear por sus jardines y por las habitaciones del castillo, todas muy bien conservadas.

Cómo llegar desde Bucarest a Brasov

Desde Bucarest la mejor opción son los trenes llamados InterCity. Existen tres al día que conectan con Brașov. Son rápidos y cómodos pero si buscáis una alternativa más económica podéis subiros a un tren local (los llamados Regio) también hay tres conexiones diarias desde Bucarest. Se puede llegar en autobús con las compañías CDI o Transbus.

Ruse, dejando Bulgaria

En esta ocasión casi casi nos vamos despidiendo de Bulgaria, pero antes hemos querido ver la ciudad búlgara, Ruse. Está situada a 300 km de Plovdiv. Esta ciudad nos ha sorprendido gratamente, es una ciudad llena de mansiones. Ruse es un importante centro cultural, comercial e industrial. Ruse se convirtió en una de las ciudades más importantes de Bulgaria, por diferentes motivos, aquí se construyó el primer ferrocarril, la primera imprenta entre otros avances.

Ruse

Qué ver en Ruse

1) Dojodnoto zdanie

Es uno de los símbolos de la ciudad. Se trata de un edificio público con una fachada muy peculiar y tiene siete figuras en el techo que representan el arte, la ciencia, la agricultura, la artesanía, el comercio, la defensa, y el vuelo libre del espíritu.

2)  Museo Regional de Historia

En el museo encontraréis más de 130 000 monumentos culturales, entre los que se encuentra el Tesoro Tracio de Borovo: cuenta con cinco vasijas rituales de plata, que datan del siglo IV a.C.

3) Museo de la Vida Urbana (Casa de Calíope)

La exposición recrea el interior de una casa adinerada de Ruse de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

4) Casa de Zajari Stoyanov

Si os decidis a entrar encontraréis dos exposiciones, una dedicada al revolucionario y autor Zajari Stoyanov  y la segunda sigue las huellas de la familia Obretenov de Ruse y sus actividades relacionadas con el movimiento por la Liberación nacional del dominio otomano.

5) Panteón de los Renacentistas

Los restos de Zajari Stoyanov, así como los restos de muchos otros grandes búlgaros, se encuentran aquí.

6) Ruinas de la fortaleza Sexaginta Prista

Están ubicadas en la parte noroeste de la ciudad, en una pequeña colina a orillas del Danubio.

7) Museo Nacional del Transporte de Bulgaria

Está ubicado en el edificio de la primera estación de tren de Bulgaria. El edificio del museo consta de tres salas que cuentan la historia de los ferrocarriles y del transporte marítimo en Bulgaria.

Sólo deciros que el siguiente post ya será de Rumanía, ¿sabéis dónde iremos?