Que hacer en 1 semana en Marruecos

En esta ocasión voy hablarte sobre qué hacer en Marruecos durante una semana. Marruecos es un país muy completo que ofrece muchos planes. Quizá no conoces mucho sobre el país, primero voy a darte unos datos de interés.

Cuando viajar a Marruecos

marruecos

El clima del país varia según la zona, en algunas zonas las temperaturas son más extremas. La mejor época para viajar por el país es en primavera sobretodo para disfrutar de los paisajes. En otoño es buena temporada para visitar ciudades, aunque los días son más cortos. Si tienes pensado viajar en verano te recomiendo la zona costera, para disfrutar de sus playas.

A continuación, puedes ver las diferencias entre ellas para decidir que ver en 7 días en Marruecos:

El litoral atlántico

Cuenta con inviernos suaves y templados y los veranos son cálidos. Hay mucho aire durante todo el año. Durante los meses de mayo hasta agosto hay niebla por las mañanas.

El norte mediterráneo

En la zona norte encontrarás un clima mediterráneo. Donde igual que en muchos lugares de España en primavera ya empieza hacer calor. La zona del Rif es mucho más fresca. En la ciudad de Chefchaouen, por ejemplo, el invierno es duro.

El centro, influenciado por el Atlas

En el centro, el invierno es agradable y los veranos son muy calurosos. La parte de las montañas del Atlas encontrarás nieve. En las regiones más elevadas, el invierno es muy duro. En verano, en las montañas hace calor durante el día, pero frío por la noche.

El desértico sur

En el sur el clima es desértico. En verano las temperaturas son muy altas y las noches frías. Por ejemplo, las temperaturas medias en Agadir, Fez, Marrakech y Ouarzazate es de 17º C.

Qué hacer en una semana en Marruecos

Después de contarte cuando deberías ir a Marruecos, voy a proponerte una ruta de una semana por el país que tanto me tiene enamorada:

Día 1: MARRAKECH

Puedes empezar tu ruta por libre en la Puerta de Bab Agnaou, la puerta más bonita de la ciudad. A continuación, dirigirte hacia las Tumbas Saadís, en las que destaca el mausoleo de la Sala de las Doce Columnas.

Al salir, visita la place des Ferblantiers con mucho encanto. Puedes seguir hacia el Palacio de la Bahía.

Una parada muy interesante es el Museo Dar Si Said. Seguro que has visto en muchas fotos la Plaza Jamaa el Fna con mucho ambiente todas las horas del día.

Visita los diferentes zocos de la ciudad donde encontrarás tintoreros, henna, especies y mucho más.

Día 2: MARRAKECH – CASABLANCA

Después de un buen desayuno dirígete hacia la Mezquita Koutoubia, la más importante de la ciudad,  esta situada cerca de la Plaza Jamaa el Fna. Te recomendamos visitar Mellah, el antiguo barrio judío. En el barrio encontrarás la Sinagoga Al Azama y el Cementerio Judío.

Después de tu visita por Marrakech dirígete hacia Casablanca. Visita la Plaza Mohammed V y después la Catedral del Sagrado Corazón.

El recorrido sigue por…

Puedes seguir tu visita hacia la Mezquita Hassan II si quieres visitarla por dentro es de pago. Su minarete, es el más alto del país, mide 210 m y está coronado por un rayo láser que señala hacia La Meca y es visible a 35 km.

Te recomiendo que cuando acabes de visitar la ciudad te dirijas hacia Rabat.

DÍA 3: RABAT – MEKNES

Debes saber que Rabat es la capital de Marruecos y la segunda ciudad más poblada del país tras Casablanca.

En la ciudad puedes visitar la Necrópolis de Chellah, el Mausoleo de Mohamed V (la tumba del “padre de la Independencia marroquí”). Donde Mohamed V ha sido uno de los reyes más queridos en la historia del país. Muy cerca se encuentra la mezquita adyacente donde está prohibida para los no musulmanes.

La Torre Hassan es un minarete de la mezquita que recibe el mismo nombre. Se trata de una torre inacabada. Como curiosidad, este minarete es hermano del de la Giralda de Sevilla y del de la mezquita de la Kutubía en Marrakech.

Sigue tu viaje hacia Meknes donde es la más modesta de las cuatro Ciudades Imperiales de Marruecos. Puedes visitar los zocos, la Plaza el-Hedim, la Puerta Bab el-Mansour, el Museo Dar Jamaï, el Mausoleo de Mulay Ismaíl, la Madraza Bou Inania y Koubbat as-Sufara situada en la Plaza de Armas.

DÍA 4: FEZ

No te puedes perder en Fez el zoco de los curtidores, las escuelas coránicas Bou Inania y Attarine, los grandes mercados de las calles Talaa Kebira y Talaa Seguira, el Mausoleo de Mulay Idrís, entre otros lugares de interés.

Además, visitar  en Fez el-Jdid el Palacio Real y el Barrio Judío.

En la parte nueva de la ciudad, encontrarás la Ville Nouvelle.

DÍA 5: CHAUEN

Llamada la ciudad azul por el color de sus casas, te recomiendo que camines por la medina disfrutando de sus tiendas, calles y colores. Es una de las medinas más tranquilas que he visitado en Marruecos.

DÍA 6: TÁNGER

Puedes empezar a visitar la ciudad en la Plaza 9 de Abril (Gran Zoco). En la plaza encontrarás el viejo “Cinema Rif” y la Mezquita Sidi Bouabid.

Dirígete frente a la plaza donde encontrarás una de las puertas de la medina, la puerta Bab El-Fa. Dentro de la medina podrás ver la Iglesia Misión Católica. Visitando la medina encontrarás muchas tiendas, talleres, el mercado de carne, fruta, pescado y mucho más.

DÍA 7: TÁNGER

En nuestro caso volando hacia Barcelona, el avión salió bastante temprano, por lo que no pudimos ver nada más de Tánger.

Espero haberte ayudado con esta ruta de una semana por Marruecos.