Plovdiv: Visita imprescindible en Bulgaria

Seguimos descubriendo el país de Bulgaria, en esta ocasión estamos en una de las ciudades más bonitas, Plovdiv. Ya hemos dejado atrás Sofía.

Es una ciudad con muchísima historia, ya que algunos de los monumentos más importantes para ver en Plovdiv datan precisamente de la época romana. Por lo que encontréis una muestra de casi todos los períodos históricos en que se ha dividido la ciudad.

Plovdiv - anfiteatro

Plovdiv – anfiteatro

Qué ver en Plovidiv

1. El Teatro de Plovdiv

Es un lugar que no podéis perderos. Su construcción data del siglo II, en época de Trajano. Hay que decir, que como muchos de los teatros griegos y romanos que se han recuperado, el de Plovdiv es también sede de un importante festival de verano.

2) El Estadio Romano

Es otro de los grandes monumentos romanos que hay que ver en esta increíble ciudad. Data del siglo II DC en un momento en que era Marco Aurelio quien llevaba los designios de Roma. Lo encontraréis justo al lado de la mezquita Dzhumaya.

En peor estado de conservación encontramos lo que queda del antiguo foro romano de Plovdiv, que era el más grande de Bulgaria (o mejor dicho, de la provincia romana de Tracia), con un tamaño de unas 11 hectáreas.

3) Murallas

La muralla romana tenía un perímetro de 2630 metros y lamentablemente fue destruida en el año 251dC por los godos. A pesar de ello, se pueden ver algunos fragmentos y una conservada puerta de acceso a la ciudad: la Hissar Kapiya, que se encuentra junto al Museo Etnográfico, a la Iglesia de San Constantino y Santa Elena.

4) El Museo Arqueológico

En el Museo Arqueológico encontraréis el tesoro tracio de Panagyurishte, que data entre el 280 y el 300 a.C. Cabe decir que el tesoro de Panagyurishte se traslada a menudo a Sofía, por lo que hay enterarse, antes de hacer la visita al museo de donde se encuentra en ese momento el tesoro.

Este tesoro se encontró en una necrópolis cercana a Plovdiv. Se trata de uno de los servicios de mesa más bonitos que jamás se hayan diseñado. Se trata de una vajilla de oro de extraordinaria preciosidad y formada por tres ritones (jarras decoradas con la cabeza de una mujer), cuatro rhytas (jarras en forma de cuerno y zoomorfas), un precioso plato de oro decorado con motivos vegetales y una ánfora oval, también profusamente decorada, y en particular con unas curiosas asas en forma de centauro.

5) La Mezquita Dzhumaya

Se encuentra justo en frente del Estadio Romano y es una mezcla de la cultura bizantina, otomana y búlgara.

Tiene nueve cúpulas de plomo, pero una sola de central, que recubre una enorme sala rectangular de 33 por 27 metros. Su interior está agradablemente decorado, con motivos florales y con versículos del Corán.

6) Los Baños Chifte

Fueron construidos en el mismo emplazamiento en que se encontraba una antigua iglesia. Una pena que actualmente los baños turcos no se utilicen con el fin para el que fueron construidos, sino que han sido reconvertidos en una Sala de Arte Contemporáneo.

Merece la pena callejear por Plovdiv y perderse por sus casas pintadas de vistosos colores, dominando el azul y el rojo. Algunas de las viviendas que se pueden visitar son la Casa Nedkovich, del 1860, que era la vivienda de un rico comerciante de telas nacido en Karlovo, o la Casa Balabanovo, reconstruida, y que actualmente funciona como museo con muebles auténticos y de estilo barroco. Asimismo, quizás la más espectacular de las viviendas que hacen referencia a esta época del Renacimiento Nacional Búlgaro es el que ahora ocupa el Museo Etnográfico Regional y que era la casa del rico comerciante Argir Kuyumdzhioglu. Se trata de una vivienda de 1847. El desnivel habitual en esta zona de la ciudad de Plovdiv da lugar a que la vivienda tenga 2 pisos en su cara oeste y 4 en su cara este.

En esta zona no podéis perderos las siguientes iglesias:

Iglesia de Sveta Bogoroditsa (1844). Tras una larga escalinata se encuentra esta iglesia situada en la base de la Ciudad Antigua. Su campanario en tonos rosados es inconfundible.

Iglesia de San Constantino y Santa Elena (1832), construida sobre una antigua iglesia románica. Está dedicada al emperador Constantino y a su madre, Santa Elena.

Iglesia Sveta Marina. Aunque data de 1561, se reconstruyó en 1783 tras un incendio. Destaca por su original campanario de madera separado de la iglesia y por su magnífico iconoclasio de 170 años de antigüedad.

Iglesia Sveta Nedelya. Se construyó en el siglo XVI (1578) y se renovó en 1830. Su campanario está englobado en la muralla romana y su interior conserva un valioso icono de madera en bastante mal estado.

¿Cuál será nuestra próxima ciudad? ¿Todavía no lo has adivinado? Pronto el próximo post.

6 thoughts on “Plovdiv: Visita imprescindible en Bulgaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website