La República Checa, mucho más que Praga

praga

En el centro de Europa se encuentra una de las ciudades más bellas y visitadas de todo el viejo continente: Praga. Capital de la República Checa, Praga es el más claro ejemplo de cómo una ciudad puede eclipsar al resto de lugares de un país.

Praga tiene tantos elementos atrayentes que la mayor parte de los visitantes que llegan hasta la República Checa no piensan en visitar otras zonas. Este es un gran error que se comete generalmente por el desconocimiento general del bello país centroeuropeo, que alberga en su interior auténticas joyas, más allá de su capital.

Si bien es cierto que Praga merece ser visitada una y mil veces, en este artículo nos centraremos en las demás ciudades del país, e incluso en diferentes pueblecitos con encanto que cuentan en su haber con intereses turísticos muy variados entre sí. El punto de partida del viaje será Praga, ya que en la capital encontraremos muchas facilidades para tomar un camino u otro. La mejor opción es la de alquilar un coche, ya que nos permite viajar a nuestro ritmo y parar en lo rincones que más nos interesen. Se juntan por tanto, comodidad y economía dentro de esta decisión.

El primer lugar al que podemos poner rumbo desde Praga es Karlovy Vary, a tan solo 1 hora y 45 minutos de viaje. En esta ciudad encontraremos un lugar dedicado a la fabricación de porcelana y cristal, aunque lo que más turistas atrae son sus balnearios, haciendo que sea la segunda ciudad del país más visitada. Algunos de los más ilustres visitantes de estos mágicos balnearios han sido figuras de la talla de Mozart, Casanova, Paganini o Beethoven, entre otros.

Además de los balnearios, también encontraremos un auténtico remanso de paz en esta ciudad gracias a su magnífica situación geográfica, ya que está situada en un valle lleno de bosques. La gastronomía de Karlovy Vary también tiene un peso específico en el turismo checo, en ella que se incluyen los licores de hierbas Becherovka y las obleas de los balnearios.

Continuando nuestro recorrido, viajaremos ahora al pequeño municipio de Rozvadov, situado a 1 hora escasa de Karlovy Vary en coche. Esta pequeña ciudad puede pasar inadvertida para muchos visitantes de la República Checa, pero tiene mucho interés histórico, ya que es considerada la ciudad del juego para los chechos y los alemanes, llegando incluso a denominarse como RozVegas, en clara alusión a la ciudad del pecado de los Estados Unidos. El juego es tan habitual aquí que en la ciudad se han celebrado importantes torneos a nivel internacional.

Dejando Rozvadov en el retrovisor, pondremos ahora rumbo a Český Krumlov, un viaje que dura aproximadamente unas 2 horas y media y que nos permitirá visitar uno de los mayores atractivos turísticos de la República Checa: el castillo medieval de Český Krumlov, el segundo más interesante tras el castillo de Praga. Además del propio castillo, el pueblo es también muy interesante arquitectónicamente, algo que se puede apreciar paseando por sus calles y disfrutando de sus terrazas.

Una vez que hemos visitado Český Krumlov toca volver a subirse al coche y dirigirse a Brno, la segunda gran ciudad de la República Checa tipificada como patrimonio de la UNESCO y que se encuentra a 2 horas y media de distancia. Una vez que llegamos a Brno, las actividades e intereses turísticos se muestran ante nuestros ojos casi sin querer. Una de las edificaciones más espectaculares es la Catedral de San Pablo y San Pedro, de estilo neogótico, una de las piezas arquitectónicas más importantes de toda Chequia. El Castillo de Špilberky es una de las muchas fortalezas que hay a lo largo del territorio checo y está considerado como uno de los más importantes, ya que fue lugar de residencia de los reyes checos durante más de cinco siglos.

La plaza de la libertad, es la zona principal de Brno y en ella se encuentra el mercado medieval además de la columna de la peste, que fue construida como agradecimiento por el fin de esta terrible enfermedad que acabó con una gran parte de la población checa.

praga

Después de visitar estas preciosas ciudades seguro que cambiará vuestra percepción inicial sobre la República Checa, un país que tiene mucho que ofrecer y que en los últimos años se está convirtiendo en uno de los destinos turísticos más demandados a nivel europeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website