@unmundopara3 de Tenerife: “Hay que aprender a viajar con la mente abierta”

En esta ocasión he podido entrevistar a Álvaro, Montse y Octavio referentes a nivel nacional de los viajes con niños. Octavio es de San Cristobal de La Laguna (Tenerife), Montse es de Sabadell (Barcelona) y Álvaro es de Santa Cruz de Tenerife (Tenerife). Actualmente, ellos viven en Santa Cruz de Tenerife, la capital de la isla de Tenerife. Podéis visitar su blog: Un mundo para tres para no perderos ninguno de sus consejos. Además podéis seguirlos en twitter y facebook. ¿Preparados para conocerlos un poco más?

Entrevista a los creadores del blog Un mundo para tres de Tenerife:

-Primero de todo felicitarte por tu blog, es una gran ayuda para familias viajeras. ¿Cómo surgió la idea? ¿A qué edad empezó a viajar el peque?

Muchas gracias, es un placer servir de ejemplo para las familias. Empezamos a viajar con Álvaro, que así se llama nuestro hijo, apenas había cumplido los 2 meses de vida, hoy tiene 14 años y más de 40 países en su mochila.

Comenzamos con el bebé haciendo viajes cortos en distancia y tiempo. Al cumplir los 11 meses nos fuimos con él a recorrer Grecia de mochila y en transporte público durante 30 días, aquí empezó realmente nuestra aventura viajera en familia.

La idea de escribir un blog surgió en principio para mantener informados de nuestros viajes a la familia y amigos de una manera simpática y amena, con relatos, fotos y vídeos. Hoy el blog ha cumplido 4 añitos y es un referente a nivel nacional de los viajes con niños de lo que nos sentimos muy orgullosos.

-¿Qué es lo más difícil de viajar con un niño?

Difícil no hay nada, por lo menos, desde nuestra propia experiencia aconsejamos dejar los miedos y los prejuicios encerrados en el armario. Los niños son niños y te la pueden montar en cualquier sitio, se pueden poner enfermos en cualquier lugar y en cualquier momento. Lo que si os podemos asegurar que los niños son mucho más llevaderos de los que nos imaginamos y se conforman con mucho menos que los adultos. Lo único que hay que tener en cuenta es viajar con un botiquín con los medicamentos habituales que tome vuestro hijo y contratar un buen seguro de viaje por si acaso.

Como anécdota os queremos contar que llevamos más de 40 países recorridos con Álvaro y jamás hemos tenido que utilizar el seguro de viaje y el botiquín en contadas ocasiones. Hay que tener en cuenta que Álvaro es celiaco desde que tenía 18 meses y nunca se nos pasó por la cabeza dejar de viajar por este motivo, en nuestro blog tenemos varios artículos en los que contamos como nos organizamos con este tema.

-¿Quién de los tres elige los próximos destinos?

¡Buena pregunta! Siempre aconsejamos a las familias que quieran viajar con sus hijos que hagan a éstos participes de la elección del destino, porque así les implicas en el viaje y además de sentirse importantes, el destino les agradará mucho más.

En nuestro caso, ya llevamos un par de años en el que el peso pesado de esa decisión la lleva Álvaro, es un adolescente y si queremos que siga viajando con nosotros dejamos que él elija.

-¿Cómo soléis viajar: de mochila o de maleta?

Por nuestra manera de viajar nos resulta más cómoda la mochila. Viajamos durante largos periodos de tiempo, lo hacemos montados en bus, tren, barco y no solemos permanecer más de 3 días en el mismo lugar. Hace unos años que hemos descubierto las mochilas que tienen ruedas y os podemos asegurar que ya es la comodidad total.

-¿Qué país recordáis con mayor ilusión y por qué?

Turquía en general y Estambul en particular. Fue nuestro último viaje como pareja ya que de ese mágico lugar nos vinimos embarazadísimos. Así que cuidado parejitas… Estambul es peligrosa si no queréis aumentar la familia, 😉

-¿Qué habéis aprendido de viajar?

Viajar es la mejor escuela que existe y en nuestro caso al viajar con un niño hemos aprendido muchísimo más. Viajar te enseña a ser más tolerantes con las situaciones y con las demás personas, te enseña a comer, a dormir, a disfrutar de las cosas más sencillas, a compartir. Viajar es la mejor herencia que le podemos dejar a nuestro hijo.

-¿Alguna vez habéis viajado durante muchos meses y habéis tenido que buscar un sistema de educación diferente para vuestro hijo?

En 2013 viajamos durante 110 días seguidos por el continente asiático, pero lo hicimos coincidir con las vacaciones escolares de Álvaro. Como el viaje era más largo que las propias vacaciones, hablamos con el profesorado y la dirección de la escuela y nos brindaron su apoyo en todo momento, no hizo falta recurrir a otro método educativo.

Tenemos la suerte de que el equipo educativo del cole son seguidores de nuestro blog y saben perfectamente el beneficio que le aporta al niño su vida viajera, ellos nos marcan pautas de estudio para los días en los que Álvaro se vaya a ausentar de la escuela.

No obstante, conocemos a muchas familias que han decidido vivir viajando y utilizan con mucho acierto el método del homescooling y les funciona de maravilla.

-Recordáis alguna persona que os haya marcado en algún viaje y por qué.

Alguna no, muchísimas. El mundo no es tan peligroso como lo quieren pintar y las personas son maravillosas allá donde vas, hemos recorrido con el niño 4 de los 5 continentes y lo único que nos hemos llevado son buenas experiencias y no es que hayamos tenido suerte, ¡es que hay que aprender a viajar con la mente abierta y pensando en positivo y el éxito está asegurado!

Si nos lo permites, no queremos finalizar esta interesante entrevista, sin animar a todas los papás que nos estén leyendo a que se lancen a viajar con sus peques, que empiecen poco a poco y ya verán que cuando quieran darse cuenta, habrán creado unos pequeños monstruitos viajeros y que ya no van a querer parar.

¡No os perdáis su blog y a viajar!

 

 

@ElblogdeMolly: “Conocer otras culturas te abre la mente, te hace más abierto y solidario.”

Molly es la estrella del blog “El blog de Molly“, es una oveja. Podéis seguir sus aventuras en Facebook y en Twitter.

-Primero de todo felicidades por el blog, es muy inspirador y creativo. ¿Alguna vez alguna azafata te ha dicho algún piropo?

Muchas gracias por tus palabras 🙂 ¿Azafata? Imagino que te refieres a una de avión… Pues no, porque aunque la gente al verme en las fotos le parece que soy muy grande, en realidad soy muy pequeña y suelo viajar colgada en la mochila así que no me ven. De hecho, gracias a eso puedo viajar gratis siempre 😉

-¿Alguna vez Molly ha llevado pareja en alguno de los viajes en familia?

No, me gusta ir sola, pero en cierta ocasión descubrimos que un polizón se había metido en la mochila de mi padre. Fue el zorrillo apestoso del que hable en mi blog en una entrada que os recomiendo leer.

-Cuando Molly posa para las fotos, ¿notáis que haya personas que os miran más de lo normal?

Claro, aunque a mí me encanta que me miren. Es mi padre el que algunas veces se avergonzaba un poco (¿qué hace ese chico tan mayorcito haciéndole una foto a una peluche?), pero sólo al principio. Os puedo contar una anécdota sobre eso, en nuestro primer viaje a Nueva York (hemos estado tres veces y es algo que aún me falta por contar en el blog), visitando Central Park, llegamos al famoso sitio del mosaico en homenaje a John Lennon y había alguien haciéndole una foto a un peluche que había puesto sobre el mosaico. Mi padre esperó tranquilamente a que terminará y luego me hizo la foto a mí (aunque para ello normalmente no hace falta que me deje en el suelo ni nada), y el tipo del peluche nos miraba con atención. Luego mis papis se sentaron a descansar un poco allí mismo y estuvieron comentando si aquel peluche al que le habían hecho la foto tendría un blog como el mío. La verdad es que es increíble la cantidad de peluches que hay ahora con perfil en Facebook (y algunos son amigos míos), pero que también tenga su propia página de Facebook, perfil en Twitter y, sobre todo, un blog en activo desde 2007 no creo que haya muchos, al menos yo no los conozco…

-En algún viaje, ¿habéis perdido a Molly?

¡¡¡Nooooooo!!! Siendo tan pequeña, si eso hubiese pasado no creo que me hubiesen encontrado y se acabaría mi carrera 😉 Una vez en la Riviera Maya mi padre se dejó la mochila olvidada en un sitio durante un rato y no desapareció de milagro (y si eso hubiera pasado hubiera sido un desastre, porque en la mochila iban los pasaportes, el dinero…). También, en algún viaje no estuvo lejos de que me perdiera, porque la cuerdecilla que me une al mosquetón con el que me enganchan a la mochila estaba empezando a romperse. A la vuelta del viaje mi padre lo recosió bien y, afortunadamente, ahí seguimos.

-¿Sabéis cuál va a ser vuestro próximo destino?

Sí, si todo va bien para primavera tenemos ya un destino, pero es un secreto 🙂

-¿Qué cosas lleváis en vuestro equipaje?

Yo voy libre, sin nada de equipaje, porque al ser de peluche no me hace falta nada, pero mis padres suelen ir cargaditos. Bueno, mi padre en concreto que le gusta llevarse casi de todo. Suele prepararse los viajes muy bien, con toda la información que puede encontrar, y además suele echar a la mochila casi de todo para que no nos falte de nada: un botiquín bien completo (tiritas, vendas…), navaja multiusos, algo de comida para los momentos de cansancio y un equipo de fotografía que en algunos viajes es inmenso y pesa muchísimo 🙂

-¿Recordáis cómo empezasteis esta aventura con Molly?

Como he contado en el blog, yo vivía en un orfanato y mi padre me “adoptó” y me “regaló” a mi madre. Poco después, se fueron de viaje a Lanzarote y me llevaron con ellos, colgada a la mochila. Allí me hicieron mi primera foto y decidieron que iría con ellos a todos los viajes y me harían fotos en los sitios más chulos de los países que visitasen.

Luego seguimos viajando por Italia, Londres, París, México, la República Dominicana, Egipto, Turquía, Grecia… Y también otros destinos dentro de España. Reconozco que prefiero ir al extranjero, pero los viajes dentro de España tampoco están mal, por ejemplo, hemos ido mucho a las Canarias que es un sitio que nos encanta.

-Podéis contarnos alguna situación graciosa.

Alguna que otra nos han pasado, pero como tengo el cerebro relleno de felpa tengo una memoria de pez 😉 Si queréis, en el blog suelo contar lo más divertido que nos ha pasado en cada viaje.

-¿Tenéis pensado dar la vuelta al mundo?

¡¡¡Ojalá!!! La verdad es que nos queda mucho mundo por ver, pero ahora mismo no podemos, porque con estas cosas de la crisis, el dinerito no sobra precisamente. Primero fue, porque nació mi hermana Sofía y por eso estuvimos unos años saliendo muy poco (y ese fue el motivo por el que empecé a contar mis viajes en el blog). Y ahora que ella es mayor y también le encanta viajar, el problema es el dinero.

Por otro lado, una vuelta al mundo es algo que requeriría, aparte de mucha pasta, mucho tiempo. Vamos que como no nos tocase la Primitiva (que si nos toca… Pufffff). Pero bueno, en un futuro: ¿quién sabe?

-¿Qué canción soléis escuchar en vuestros viajes?

La música es importante para mi familia pero no hay ninguna canción en concreto que escuchamos cuando viajamos. Bueno, en realidad cuando llevamos días fuera de España, a mi padre le entra un poco de morriña y le gusta escuchar “La chica de ayer”, de Nacha Pop.

-¿Qué tipo de alojamientos soléis reservar?

Solemos ir a hoteles, que es lo más cómodo, pero no descartamos otro tipo de alojamiento. A mí, francamente me da igual, porque como soy de peluche no necesito dormir 🙂

-Por último, muchas gracias por participar. Y para acabar,  ¿qué habéis aprendido de viajar?

Gracias a ti 🙂 De viajar lo hemos aprendido todo. Está claro que conocer otras culturas te abre la mente, te hace más abierto y solidario. Viajar te hace mejor persona o, en mi caso, mejor peluche 😉

No os perdáis ninguna de sus aventuras en el Blog de Molly.