Que ver a las afueras de Burdeos – Arcachon y Saint Emilion

Nuestra estancia en Burdeos da para mucho así que hemos decidido irnos a Arcachon y a Saint Emilion. Hemos decidido ir en tren por comodidad.

pyla

Como llegar a Arcachon

Desde la estación central de Burdeos podemos llegar a Arcachon en tan solo 52 minutos. El precio del billete normal es de 11,5 €. Los horarios son los siguientes: 9:05, 11:05, 12:42, 14:02, etc. Los horarios de vuelta son: 15:04, 16:34, 17:04, 17:34, etc.

Que ver en Arcachon y la Duna de Pyla

Se trata de una excursión fuera de Burdeos en un pueblo costero. En él se puede subir a la duna de arena más alta de Europa o coger un barquito por la Laguna. Al lado de la estación de tren podréis encontrar la oficina de turismo.

Arcachon tiene muchas casas grandes y coloridas de veraneo. También podéis visitar el puerto deportivo.

No os podéis perder la Duna de Pyla, es una duna de arena blanca, más propia del desierto del Sáhara, se alza unos 110 metros en la costa este, a solo 10 minutos al sur del pueblo. Está situada justo ante el océano, rodeada de un bosque frondoso de pinos, por lo que no la ves hasta que estás muy cerca. Ya me contaréis que os han parecido las vistas.

Además, podéis visitar la mansión de Alexandre Dumas que es bastante bonita. Como curiosidad, en este pueblo se encuentra la finca «Faust» donde residió Gustave Eiffel, el arquitecto de la torre más famosa de París.

Como llegar a Saint Emilion

Desde la estación de Burdeos podemos llegar a Saint Emilion en tan solo 35 minutos. El precio del billete normal es de 9,5 €. Los horarios son los siguientes: 8:05, 12:05, 13:05, 14:05, etc.. Los horarios de vuelta son 13:21, 17:14, 18:22, 19:19, etc.

Que ver en Saint Emilion

saint emilion

Esta ciudad es archiconocida por sus bodegas. Dicen que es el paraíso de los enamorados del buen vino. Seguro que os suena la denominación de origen Saint-Émilion Grand Cru y Saint-Émilion AOC. Además, es un pueblo medieval muy bonito y con muchos atractivos históricos.

Si queréis ver las vistas de este pueblo podéis hacerlo desde el balcón natural de la plaza del campanario y/o también desde lo alto del viejo campanario, y es que en la oficina de información turística que hay justo delante se puede pedir la llave de entrada por solo 1,5€ y subir.

También se puede visitar la cueva de San Émilion, la capilla medieval que hay encima, las catacumbas y, finalmente, una iglesia monolítica subterránea.

En las catacumbas se enterraba a la gente privilegiada porque albergaba reliquias procedentes de Jerusalén. Si entráis en el fondo de las catacumbas, llegaréis a la iglesia monolítica más grande de Europa. Tiene 11 metros de altura.

Os recomiendo la visita guiada en español, empieza todos los días a las 12, las 15 y las 17. Dura 45 minutos y vale 7,50€ o 5,25€ con reducción.

Espero que os hayan gustado tanto estas dos propuestas como a nosotros.

Recopilación mejores destinos del 2015 por twitter@s

Quedan muy pocos días para que acabe el año, me gustaría compartir con todos vosotros, cuales han sido los mejores destinos de 2015 por viajer@s twitter@s. ¿Y cuales han sido los vuestros? ¿Estáis preparados?

destinos

Recopilación de los mejores destinos por twitteros durante el 2015:

 – Islandia

 – faro del fin del mundo (Patagonia)

 – Florencia

 – Marrakech

 – China

 – Omán

 – Ghana

 – Costa Rica

 – Madrid

 – San Andrés (Perú)

 – ruta 66

 – la Guajira en Colombia

@ViajerosV – Jordanía

 – Pacaya Samiria en Iquitos, selva de Perú, y salar Uyuni

 – París

@viajoyexisto – Polonia

¿Ya tenéis pensado cuál va a ser vuestro próximo destino? Nosotros lo tenemos clarísimo, pero no lo vamos a desvelar por el momento.

¡Buen viaje a todos!

Fin de Año y deseos para el nuevo Año 2016

Después de 5 meses de vida del blog Viajando Existo puedo deciros que estoy muy contenta y con muchas ganas de seguir alimentándolo.

Espero que el Nuevo Año venga cargado de nuevos destinos con los que iré con mi equipaje de siempre que son ganas e ilusión por descubrir y disfrutar.

Este año quería agradecer la amabilidad y colaboración de grandes viajer@s que he podido realizar en el blog, en forma de entrevistas. Si todavía no las habéis leído, ¿a qué esperáis? Entrevistas 2015.

No he podido documentar todos mis viajes de este año, pero os dejo un resumen de ellos. Si tenéis dudas, no dudéis en preguntarme.

Captura

España: Madrid, Albacete, Murcia, Cartagena, La Manga, Olot, Benifallet, Castellfollit de la Roca, Tamariu, Llafranc, Begur, Cardona, Solsona, Pantà de Sant Ponç, Manresa, Miravet, Benissanet, Olius, Tivissa y Móra de l’Ebre.

Francia: París

Italia: Turín, Sant Ambrogio y Avigliana.

Polonia: Varsovia, Gdansk, Poznan, Cracovia y Breslavia.

Finlandia: Helsinki.

Lituania: Vilnius, Trakai y Kaunas.

Estonia: Tallin.

Letonia: Riga, Jurmala, Jelgava, Sigulda y Turaida.

Irlanda: Dublín y Howth.

Reino Unido: Londres.

Dinamarca: Copenhague y Roskilde.

Suecia: Malmö.

¡Espero que sigáis mis nuevas aventuras del 2016 y que os vaya todo genial!

Marta Pisón: “Tenemos la elección de poder cambiar de país sin que sea terriblemente complicado, ¡es casi un crimen no usar esa oportunidad!”

Marta Pisón actualmente vive en Dublín (Irlanda) desde Enero del 2007. Su ciudad natal es Barakaldo.

-Primero de todo felicitarte por ser valiente y salir de tu zona de confort, ya que muchas personas les da miedo irse a vivir fuera de España. ¿Cuantos años hace qué estás fuera de España?

Llevo fuera de España desde el año 2001. Me fui de Erasmus a Nantes (Francia) y ya no volví (bueno, un periodo de tres meses en el 2002 para sacarme el carnet de conducir).

-¿Qué es lo que más echas de menos?

Mi familia y amigos es lo que más echo de menos. No ver crecer a mi sobrina, mis amigos que tienen niños y los ves de ciento en viento… Ese tipo de cosas. Y si alguien tiene algún problema de salud, es horroroso, eso es con diferencia lo más duro.

-La vida da muchas vueltas y a veces, lo que empieza como una aventura en solitario acaba en una relación de pareja. ¿Es este tu caso? Si es que sí, podrías contarnos un poco como surgió todo y si habéis vuelto a cambiar de país los dos.

La vida si que da muchas vueltas. Yo conocí a mi actual pareja estando de Erasmus. Lo gracioso es que me fui una semana de vacaciones a Dublín y lo conocí allí, él es irlandés, Brian. Al cabo de una año de estar en la distancia, él se mudo conmigo a Francia, a Toulouse. Vivimos juntos en Francia en diferentes sitios durante dos años.

Después. dejamos los trabajos una vez más y nos fuimos a dar la vuelta al mundo. Estuvimos viajando casi un año y medio. Visitamos China, Tíbet, Australia, Nueva Zelanda, Chile, Argentina, Perú, Bolivia y Uruguay. En Nueva Zelanda vivimos 8 meses, en Auckland, trabajando y ahorrando más dinero. Fue mi primera experiencia como inmigrante real, teniendo que pedir permiso de trabajo, etc… En Europa tenemos una suerte que no sabemos apreciar, no tenemos memoria. Y luego volvimos a Dublín, donde estamos ahora.

-¿En cuantas ciudades has vivido? ¿Qué podrías recomendarnos de cada una de ellas?

He vivido en varias ciudades y pueblos pequeñitos: Zaragoza, Nantes, Toulouse, Mirande, Gaillon, Aukland y Dublín.  De Nantes, recomendaría el castillo y el bar La Maison. De Toulouse, el paseo por la Garonne con su gente haciendo malabares y sus edificios rosas. De Auckland, el barrio de Ponsonby, la colina One Tree Hill y el estilo de vida de Nueva Zelanda en general, es una pasada. De Dublín… todo! Estoy enamorada de esta ciudad así que no soy muy objetiva. En Mirande no había nada, pero estaba muy cerca del Pirineo, del Océano y de casa. En Gaillon había un castillo (bueno, lo que los franceses llaman castillo pero es más como una mansión grande), pero sobre todo estaban muy bien los alrededores y que estaba muy cerca de Rouen, París y el resto de Europa (Bélgica, Holanda…).

-Podrías recomendarnos una cerveza y de qué país era.

La cerveza, la Guinness, en Irlanda que es donde mejor sabe. Sobre todo en la fábrica de Dublín en el Gravity bar!

-¿Te has planteado volver a España?

La verdad es que no me planteo volver a España. Como hemos dicho antes, la vida da muchas vueltas, pero a día de hoy, no me imagino volviendo… Creo que una de las cosas que más echaría de menos es no hablar en otro idioma, ¡se me haría muy raro hablar todo el rato en español! Y me encanta vivir en el extranjero. Es difícil de explicar, pero cuando vives fuera, estas más abierto a nuevas experiencias y es algo que no te deja nunca…o al menos es así como yo me siento.

-¿Qué has aprendido de viajar?

¡Madre mía, de viajar todo!  Supongo, que lo que más he aprendido es que los límites te los pones tu (esto tiene connotaciones, pero no me quiero enrollar demasiado). Viajando conoces todo tipo de personajes… Conocimos un hombre griego de 62 años que se había ido en bici desde Grecia hasta China y tenía una anemia crónica que le suponía tener que inyectarse vitamina B12 todos los meses (lo conocimos, porque buscaba a alguien que le pinchase). Conoces a gente viajando en familia, conoces a gente viajando casi sin dinero… Vamos, que si quieres viajar, lo único que te hacen falta son ganas.

También, he aprendido, que los niños, son niños en todos sitios… Cuando empiezas a viajar y experimentar otras culturas te das cuenta de que los niños pequeños no entienden de raza, fronteras, religión, etc. Jugamos todos igual en todos sitios. Lo cual es muy refrescante y muy triste a la vez, mirando como esta el mundo. También, aprendes que eres feliz con muy pocas cosas, muchas menos de lo que hubieses imaginado.

-¿Qué le dirías a una persona que no sabe si dejarlo todo para ir a empezar una nueva vida fuera de su país?

¡Despierta! Creo que hay gente para todo, y hay ciertas personas que son felices sin salir de su zona de confort, y eso esta muy bien también. Pero, si no eres feliz o si no te sientes realizado, ¿qué te detiene? A toda esa gente le diría que el cambio siempre es bueno, que lo más difícil es dar el primer paso (comprar el billete, pedir la beca Erasmus, dejar el trabajo, vender la casa…).

De momento, no he conocido a nadie que se arrepienta de su experiencia de viaje/cambio de país. Que lo haya pasado mal, si que quiera volver a casa, pero arrepentirse. ¡Nunca! La otra cosa que les diría, es que somos privilegiados por haber nacido donde hemos nacido. Tenemos la elección de poder cambiar de país sin que sea terriblemente complicado, ¡es casi un crimen no usar esa oportunidad!

-¿Has tenido que aprender un nuevo idioma o no ha sido necesario?

He aprendido dos, francés e inglés. Y eso, si que me ha abierto la cabeza de una forma que no se puede explicar a no ser que aprendas otro idioma de otra cultura. Mi siguiente objetivo es aprender un idioma con otro alfabeto, ¡a ver si me pongo!

-Cuando viajas, ¿cómo sueles hacerlo? ¿Eres de mochila o de maleta?

Depende del viaje. El año pasado nos fuimos durante un mes al Sureste Asiático. Allí viajamos con mochila. Si viajo por Europa, casa, en general llevo maleta.

-Estar lejos de la familia suele hacer que valoremos más lo que tenemos, ¿consideras qué estás más en contacto ahora con tu familia que antes?

Llevo fuera de casa desde que tengo 17 años, porque me fui a estudiar veterinaria a Zaragoza y ya no volví a Barakaldo. Siempre he estado muy unida a mi familia, a pesar de todo, los aprecias mucho más cuando estás lejos de ellos. Mi madre siempre lo dice: ¡la familia, cuanto mas lejos, mejor! Pero mi madre no es muy convencional.

Tengo la suerte de que mi trabajo actual me permite viajar mucho e ir a casa a menudo. La distancia te hace apreciar más lo importante, ¡pero también los años! Intento ir a casa al menos 3 veces al año. ¡Estas Navidades, me traigo a mis padres a Dublín, a comer pavo!

@ElblogdeMolly: “Conocer otras culturas te abre la mente, te hace más abierto y solidario.”

Molly es la estrella del blog “El blog de Molly“, es una oveja. Podéis seguir sus aventuras en Facebook y en Twitter.

-Primero de todo felicidades por el blog, es muy inspirador y creativo. ¿Alguna vez alguna azafata te ha dicho algún piropo?

Muchas gracias por tus palabras 🙂 ¿Azafata? Imagino que te refieres a una de avión… Pues no, porque aunque la gente al verme en las fotos le parece que soy muy grande, en realidad soy muy pequeña y suelo viajar colgada en la mochila así que no me ven. De hecho, gracias a eso puedo viajar gratis siempre 😉

-¿Alguna vez Molly ha llevado pareja en alguno de los viajes en familia?

No, me gusta ir sola, pero en cierta ocasión descubrimos que un polizón se había metido en la mochila de mi padre. Fue el zorrillo apestoso del que hable en mi blog en una entrada que os recomiendo leer.

-Cuando Molly posa para las fotos, ¿notáis que haya personas que os miran más de lo normal?

Claro, aunque a mí me encanta que me miren. Es mi padre el que algunas veces se avergonzaba un poco (¿qué hace ese chico tan mayorcito haciéndole una foto a una peluche?), pero sólo al principio. Os puedo contar una anécdota sobre eso, en nuestro primer viaje a Nueva York (hemos estado tres veces y es algo que aún me falta por contar en el blog), visitando Central Park, llegamos al famoso sitio del mosaico en homenaje a John Lennon y había alguien haciéndole una foto a un peluche que había puesto sobre el mosaico. Mi padre esperó tranquilamente a que terminará y luego me hizo la foto a mí (aunque para ello normalmente no hace falta que me deje en el suelo ni nada), y el tipo del peluche nos miraba con atención. Luego mis papis se sentaron a descansar un poco allí mismo y estuvieron comentando si aquel peluche al que le habían hecho la foto tendría un blog como el mío. La verdad es que es increíble la cantidad de peluches que hay ahora con perfil en Facebook (y algunos son amigos míos), pero que también tenga su propia página de Facebook, perfil en Twitter y, sobre todo, un blog en activo desde 2007 no creo que haya muchos, al menos yo no los conozco…

-En algún viaje, ¿habéis perdido a Molly?

¡¡¡Nooooooo!!! Siendo tan pequeña, si eso hubiese pasado no creo que me hubiesen encontrado y se acabaría mi carrera 😉 Una vez en la Riviera Maya mi padre se dejó la mochila olvidada en un sitio durante un rato y no desapareció de milagro (y si eso hubiera pasado hubiera sido un desastre, porque en la mochila iban los pasaportes, el dinero…). También, en algún viaje no estuvo lejos de que me perdiera, porque la cuerdecilla que me une al mosquetón con el que me enganchan a la mochila estaba empezando a romperse. A la vuelta del viaje mi padre lo recosió bien y, afortunadamente, ahí seguimos.

-¿Sabéis cuál va a ser vuestro próximo destino?

Sí, si todo va bien para primavera tenemos ya un destino, pero es un secreto 🙂

-¿Qué cosas lleváis en vuestro equipaje?

Yo voy libre, sin nada de equipaje, porque al ser de peluche no me hace falta nada, pero mis padres suelen ir cargaditos. Bueno, mi padre en concreto que le gusta llevarse casi de todo. Suele prepararse los viajes muy bien, con toda la información que puede encontrar, y además suele echar a la mochila casi de todo para que no nos falte de nada: un botiquín bien completo (tiritas, vendas…), navaja multiusos, algo de comida para los momentos de cansancio y un equipo de fotografía que en algunos viajes es inmenso y pesa muchísimo 🙂

-¿Recordáis cómo empezasteis esta aventura con Molly?

Como he contado en el blog, yo vivía en un orfanato y mi padre me “adoptó” y me “regaló” a mi madre. Poco después, se fueron de viaje a Lanzarote y me llevaron con ellos, colgada a la mochila. Allí me hicieron mi primera foto y decidieron que iría con ellos a todos los viajes y me harían fotos en los sitios más chulos de los países que visitasen.

Luego seguimos viajando por Italia, Londres, París, México, la República Dominicana, Egipto, Turquía, Grecia… Y también otros destinos dentro de España. Reconozco que prefiero ir al extranjero, pero los viajes dentro de España tampoco están mal, por ejemplo, hemos ido mucho a las Canarias que es un sitio que nos encanta.

-Podéis contarnos alguna situación graciosa.

Alguna que otra nos han pasado, pero como tengo el cerebro relleno de felpa tengo una memoria de pez 😉 Si queréis, en el blog suelo contar lo más divertido que nos ha pasado en cada viaje.

-¿Tenéis pensado dar la vuelta al mundo?

¡¡¡Ojalá!!! La verdad es que nos queda mucho mundo por ver, pero ahora mismo no podemos, porque con estas cosas de la crisis, el dinerito no sobra precisamente. Primero fue, porque nació mi hermana Sofía y por eso estuvimos unos años saliendo muy poco (y ese fue el motivo por el que empecé a contar mis viajes en el blog). Y ahora que ella es mayor y también le encanta viajar, el problema es el dinero.

Por otro lado, una vuelta al mundo es algo que requeriría, aparte de mucha pasta, mucho tiempo. Vamos que como no nos tocase la Primitiva (que si nos toca… Pufffff). Pero bueno, en un futuro: ¿quién sabe?

-¿Qué canción soléis escuchar en vuestros viajes?

La música es importante para mi familia pero no hay ninguna canción en concreto que escuchamos cuando viajamos. Bueno, en realidad cuando llevamos días fuera de España, a mi padre le entra un poco de morriña y le gusta escuchar “La chica de ayer”, de Nacha Pop.

-¿Qué tipo de alojamientos soléis reservar?

Solemos ir a hoteles, que es lo más cómodo, pero no descartamos otro tipo de alojamiento. A mí, francamente me da igual, porque como soy de peluche no necesito dormir 🙂

-Por último, muchas gracias por participar. Y para acabar,  ¿qué habéis aprendido de viajar?

Gracias a ti 🙂 De viajar lo hemos aprendido todo. Está claro que conocer otras culturas te abre la mente, te hace más abierto y solidario. Viajar te hace mejor persona o, en mi caso, mejor peluche 😉

No os perdáis ninguna de sus aventuras en el Blog de Molly.

Opinión sobre el GoldHotel en París

En esta ocasión os voy hablar sobre el hotel GoldHotel en París, donde estuve alojada durante 3 noches.  A continuación, os voy a remarcar los puntos que son importantes de los alojamientos que reservo.

IMG_20151001_143211

Situación: 10, porque está a 2 minutos andando de la estación de metro Blanche y a 1 minuto del famosísimo Moulin Rouge. Ideal para empezar a recorrer París. Además, está muy cerca de la basílica del Sagrado Corazón.

Ruido: 9,no se oyen ruidos exteriores.

Comodidad de la cama: 10, se podía descansar perfectamente.

Limpieza: 6, la habitación estaba limpia y los lavabos. Pero parece que no hacen la habitación cada día.

Wifi: 8, según en que parte de la habitación la señal no llega, pero en general si.

Precio: 8, para ser París el precio es acorde al país. No incluye desayuno y hay que pagar una tasa turística.

Lo recomiendo principalmente por su situación, porque se puede descansar perfectamente y la zona es curiosa.

13 sitios magníficos para ver en París

En esta ocasión os voy a recomendar 13 sitios que no debéis perderos en París. Por si necesitáis más sitios para ver, podéis leer el siguiente post. Si os apetece hacer un tour en bici os recomiendo el siguiente.

paris post 3

1. Petit Palais (núm 12)

Es un precioso edificio construido en 1900 en el que se exponen colecciones artísticas desde la Antigüedad hasta 1920. Ubicado entre los Campos Elíseos y Los Inválidos. El horario es de 10 a 18h y el precio es de 5 €.

Para llegar:

Metro: Champs-Elysées Clémenceau, líneas 1 y 13.
RER: Invalides, línea C; Charles de Gaulle-Etoile, línea A.
Autobús: líneas 28, 42, 72, 73, 83 y 93.

2. Campos Elíseos (Champs-Élysée) (núm 6)

Con una longitud de casi 2 km que comunican el Arco del Triunfo y la Plaza de la Concordia,componen la arteria más bella y conocida de París, además de una de las avenidas más famosas del mundo.

Los Campos Elíseos también son un lugar importante para el ciclismo, ya que es donde se sitúa la meta del Tour de Francia.

Para llegar:

Metro: Champs-Élysées-Clemenceau, líneas 1 y 13;Franklin D. Roosevelt, líneas 1 y 9; George V, línea 1; Charles de Gaulle – Étoile, líneas 1, 2 y 6.

3. Plaza de la Concordia (Place de la Concorde) (núm 7)

Se encuentra situada entre los Campos Elíseos y los Jardines de las Tullerías y, gracias a su historia, es una de las plazas más representativas de París. Por tamaño, la Plaza de la Concordia es la segunda plaza más grande de Francia después de la de Quinconces, en Burdeos.

La Plaza está cerrada sólo por uno de sus lados, donde se encuentran los imponentes edificios de la sede del Ministerio de la Marina y el Hotel de Crillon, uno de los más antiguos y lujosos del mundo.

4. Museo de la Orangerie (núm 11)

Ubicado en un precioso edificio construido en 1853 como invernadero de naranjos, alberga una excelente colección de pinturas impresionistas entre las que destacan algunas obras maestras de Monet. Además de las obras de Monet, también se exponen algunas obras de grandes maestros como Cézanne, Renoir, Picasso, Rousseau y Matisse.

Para llegar:

Metro: Concorde, líneas 1, 8 y 12.
Autobús: líneas 24, 42, 52, 72, 73, 84 y 94.

5. Jardines de las Tullerías (núm 2)

Con una ubicación excepcional entre el Museo del Louvre y la Plaza de la Concordia. Fue el primer jardín de París que tuvo carácter público, y en la actualidad es uno de los más concurridos y encantadores de la capital.

En 1564 comenzaron las obras de construcción del Palacio de las Tullerías, el cual, bajo las caprichosas órdenes de Catalina de Medicis, iría acompañado por unos preciosos y extensos jardines de estilo florentino. El palacio y sus jardines deben su nombre a las fábricas de “tuilles” o tejas, que antes se encontraban situadas en ese lugar.

Para llegar:

Metro: Tuileries, línea 1, Concorde, líneas 1, 8 y 12.

6. Museo de Artes Decorativas (Musée des Arts Decoratifs) (núm 18)

Con una colección formada por más de 150.000 objetos, exhibe elementos decorativos creados desde la Edad Media hasta la actualidad. El museo se encuentra situado en el ala oeste del Museo del Louvre desde 1905.

Para llegar:

Metro: Palais Royal-Musée du Louvre, líneas 1 y 7;Tuileries, línea 1; Pyramides, línea 14.
Autobús: líneas 21, 27, 39, 48, 68, 72, 81 y 95.

7. Museo del Louvre (núm 1)

Inaugurado a finales del siglo XVIII, es el museo más importante de Francia y el más visitado del mundo. Actualmente recibe más de ocho millones de visitantes cada año. Formado a partir de las colecciones de la monarquía francesa y las expoliaciones realizadas durante el imperio Napoleónico. El Museo abrió sus puertas en 1793 mostrando un nuevo modelo de museo, que pasaba de las manos de las clases dirigentes al disfrute del público general. Abierto todos los días de 9 a 18h, excepto los martes
noche de apertura hasta 21:45.

Entre las pinturas más importantes del museo merece la pena destacar las siguientes:

  • La Gioconda de Leonardo da Vinci.
  • La Libertad Guiando al Pueblo de Delacroix.
  • Las Bodas de Caná de Veronés.

Entre las esculturas las obras más sobresalientes son:

  • La Venus de Milo de la Antigua Grecia.
  • El escriba sentado del Antiguo Egipto.
  • La Victoria Alada de Samotracia del periodo Helenístico de la Antigua Grecia.

Para llegar:

Metro: Palais-Royal – Musée du Louvre, líneas 1 y 7.
Autobús: líneas 21, 24, 27, 39, 48, 68, 69, 72, 81 y 95.

8. Palacio Real de París (núm 8)

Se encuentra situado al norte del Museo del Louvre y tiene la peculiaridad de que no se construyó como residencia para los reyes, sino para el Cardenal Richelieu. Conocido como el Palais Cardinal, el edificio fue donado a la corona francesa tras la muerte del cardenal, y los Duques de Orleans lo convirtieron en su residencia. Años más tarde, Luis Felipe José de Orleans decidió remodelar los jardines y abrirlos al público. El horario es de 7:30 a 20:30.

Para llegar:

Metro: Palais Royal – Musée du Louvre, líneas 1 y 7.

9. Plaza Vendome (núm 9)

Rodeada en su práctica totalidad por imponentes y sobrios edificios, en la plaza se encuentran diversas tiendas de gran prestigio como Dior, Chanel o Cartier. La plaza, anteriormente conocida como la Plaza de Luis el Grande, Plaza de las Picas, Plaza de las Conquistas o Plaza Internacional, es en la actualidad uno de los máximos exponentes del lujo y la opulencia que se pueden encontrar en la ciudad.

Para llegar:

Metro: Opéra, líneas 3, 7 y 8; Tuileries, línea 1.

10. Iglesia de la Madeleine (núm 4)

Es uno de los templos más curiosos de París gracias a su diseño más propio de los templos clásicos de la Antigua GreciaLos primeros intentos de construcción de la iglesia tuvieron lugar en el año 1764 pero, tras la muerte del arquitecto en 1777, su sucesor decidió destruir la obra y comenzarla de nuevo. Tras el estallido de la Revolución las obras volvieron a suspenderse mientras se debatía el futuro uso del edificio.

La parte construida fue derribada de nuevo y, bajo las órdenes de Napoleón I, otro arquitecto comenzó la construcción de un edificio basado en el diseño de un templo antiguo, en honor a la Armada Francesa. Tras la caída de Napoleón el edificio fue designado como iglesia en honor a Santa María Magdalena, función que cumple desde 1842.

Para llegar:

Metro: Madeleine, líneas 8, 12 y 14.

11. Capilla Expiatoria (Chapelle Expiatoire) (núm 7)

Construida al final de la Revolución, es un monumento conmemorativo de estilo neoclásico construido sobre las tumbas en las que fueron enterrados Luis XVI y María Antonieta tras su ejecución. El precio de la entrada es de: Tarifa plena:  5,50 € y
Reducido: 4,50 €.

Para llegar:

Metro: Saint-Lazare, líneas 3, 12 y 13; Saint-Augustin, líneas 3 y 13; Havre-Caumartin, líneas 3 y 9; Madeleine, líneas 8, 12 y 14.
Autobús: líneas 32, 43,49, 84 y 94.

12. Ópera Garnier (num 5)

Situada en el Palacio Garnier, es un imponente edificio neobarroco que, junto con la Ópera de la Bastilla, conforma la Ópera Nacional de París. Se trata del lugar que inspiró la conocida obra “El Fantasma de la Ópera”.

Tras la decisión de Napoleón III de crear un nuevo edificio para la ópera, se organizó un certamen en el que más de 170 arquitectos presentaron sus proyectos. Finalmente el joven arquitecto Charles Garnier fue el que logró llevar a cabo el diseño del edificio.

Antes de que el edificio fuera finalizado, Napoleón decidió que era necesario construir una avenida que uniera la ópera con el Palacio de las Tullerías, por lo que decenas de familias fueron expropiadas de sus casas para que su ambición se viera satisfecha. Paradójicamente el emperador nunca utilizó la avenida que había ordenado construir.

Los trabajos de construcción del edificio comenzaron en 1860, pero no se verían finalizados hasta 1875 debido a diversas complicaciones como la falta de estabilidad del terreno, la guerra de 1870 o la caída del régimen imperial.

Finalmente, después del elaborado trabajo realizado por 14 pintores y artesanos y 73 escultores, en 1875 tuvo lugar la inauguración del edificio, a la cual el propio arquitecto no fue invitado por haber tenido trato con Napoleón, por lo que tuvo que costearse una entrada y colocarse en un segundo plano.

Para llegar:

Metro: Ópera, líneas 3, 7 y 8.
RER: Auber, línea A.
Autobús: líneas 20, 21, 22, 27, 29, 42, 52, 53, 66, 68, 81 y 95.

13. Arco del Triunfo (núm 2)

Con unas dimensiones de 50 m de alto y una base de 45 por 22 metros, representa las victorias del ejército francés bajo las órdenes de Napoleón. La construcción del Arco del Triunfo duró treinta años: Napoleón ordenó su construcción en 1806 al finalizar la batalla de Austerlitz y el Arco se concluyó durante el mandato de Louis-Philippe. El arquitecto fue Jean-François Chalgrin.

El Arco del Triunfo ha sido testigo de innumerables momentos históricos entre los que podríamos destacar: el paso de los restos mortales de Napoleón el 15 de diciembre de 1840 y los desfiles militares de las dos guerras mundiales en 1919 y 1944.

A pesar de que su altura es muy inferior a la de la Torre Eiffel, las vistas desde la parte superior del Arco del Triunfo resultan igual de impresionantes. El dinamismo de París en la confluencia de doce de sus principales avenidas es digno de admirar. Las vistas de los Campos Elíseos y de Barrio de la Defensa tampoco desmerecen la subida.

Para entrar al interior del arco y subir a la parte superior es necesario pagar una entrada y subir los 286 escalones que separan la terraza del suelo. Para llegar hasta la base del Arco del Triunfo existen pasos subterráneos desde las diferentes avenidas. No intentéis cruzar por la calle ya que esta rotonda es una de las más peligrosas del mundo, tanto para los coches como para los peatones. El horario es de 10h a 22.30h. El precio de la entrada es de: Tarifa plena:  9,50 € y Reducido: 7,5 €.

Para llegar:

Metro: Charles de Gaulle – Etoile, líneas 1, 2 y 6.
RER: Charles de Gaulle – Etoile, línea A.
Autobús: líneas 22, 30, 31, 52, 73 y 92.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_433251563_650x

 Si aún tenéis más tiempo para ver París no os perdáis la siguiente recomendación. Si por el contrario quieres hacer excursiones guiadas consulta el siguiente enlace donde encontrarás excursiones de todo tipo por París.

9 sitios para ver en París

Si no habéis leído mi último post sobre París, aún estáis a tiempo de leerlo. En el siguiente post os voy a seguir recomendando sitios para ver, que merecen mucho la pena.

París

1. Torre Eiffel (núm 1)

Es una construcción de hierro de 300 metros de altura que fue creada para la Exposición Universal de París de 1889. El diseño es de Gustave Eiffel, la construcción de la Torre Eiffel duró poco más de dos años y en ella trabajaron 250 obreros.

Subir a la Torre Eiffel es una experiencia única prácticamente obligatoria para todos los visitantes de París. Es posible acceder a la torre tanto en ascensor como por las escaleras, aunque antes de decidirse por la segunda opción es necesario saber que se trata de 1.665 escalones.

Utilizando las escaleras sólo es posible acceder hasta las dos primeras plantas de la torre. Aunque el precio de subir por las escaleras es algo más bajo. Los mejores momentos para subir a la torre son la primera hora de la mañana, cuando aún no se han formado interminables colas, o bien al anochecer para disfrutar de la ciudad de las luces en todo su esplendor.
Otro método para ahorrarse gran parte de las colas de la Torre Eiffel es comprar los tickets de forma anticipada. Podéis hacerlo en su web oficial. El precio para adultos es de 17 €. El horario es de 9:30 a 23:45 horas.

Para llegar:

Metro: Trocadero, líneas 6 y 9; Ecole militaire, línea 8.
Autobús: líneas 42, 69, 72, 82 y 87.
RER: Champ de Mars – Tour Eiffel, línea C.

2. Campo de Marte (Champ de Mars) (núm4)

Es un tranquilo jardín situado a los pies de la Torre Eiffel. En el extremo opuesto a la torre se encuentra el imponente edificio de la Escuela Militar. Detrás de la Escuela Militar se encuentra el famoso edificio de la Unesco.

3. Museo du Quai Branly (núm 4)

Inaugurado en el año 2006,  posee una colección de más de 300.000 piezas de arte étnico procedentes de África, Asia, América y Oceanía. El precio de la entrada es de tarifa completa 9 € / tarifa reducida 7 €. El horario es el siguiente:

  • martes, miércoles y domingo de 11 h a 19 h, cierre de la taquilla a las 18 h.
  • jueves, viernes y sábado de 11 h a 21 h, cierre de la taquilla a las 20 h.

Para llegar:

Metro: Alma-Marceau, línea 9.
RER: Pont de l’Alma, línea C.
Autobús: líneas 42, 63, 69, 72, 80, 82, 87 y 92.

4. Museo del Ejército (núm 9)

Creado en 1905 gracias a la fusión del Museo del Ejército y el Museo de la Artillería, es uno de los mejores museos de arte e historia militar del mundo. Con una ubicación excepcional en el Palacio Nacional de los Inválidos, el museo ofrece una enorme variedad de exposiciones que abarcan la historia del ejército desde la Antigüedad hasta la Segunda Guerra Mundial. El horario es de lunes a domingo, de 10:00 a 18:00. La tarifa es:

  • Tarifa completa: 9,5 €
  • Tarifa reducida: 7,5 €

Para llegar:

Metro: Latour-Maubourg línea 8; Invalides, líneas 8 y 13; Saint-François-Xavier y Varenne, línea 13.
RER: Invalides, línea C.
Autobús: líneas 28, 63, 69, 80, 82, 83, 87, 92 y 93.

5. Museo Rodin (núm 5)

Creado en 1917 gracias a la iniciativa del propio Auguste Rodin, expone gran parte de las obras del artista en el encantador palacete rococó del Hotel Biron y sus jardinesAuguste Rodin donó sus obras y las que había coleccionado a lo largo de su vida para que fueran expuestas en el Hotel Biron, en el que residía desde 1908.

La tarifa es:

  • Tarifa completa: 8,30 €
  • Tarifa reducida: 6,30 €

Para llegar:

Metro: Varenne o Invalides, línea 13.
RER: Invalides, línea C.
Autobús: líneas 69, 82, 87 y 92.

6. Los Inválidos (núm 4)

El imponente complejo arquitectónico formado por el Palacio Nacional de los Inválidos (Hôtel National des Invalides) fue edificado en el siglo XVII como residencia para los soldados franceses retirados del servicio. El Palacio Nacional de los Inválidos es uno de los monumentos más importantes de París, no sólo debido a su gran riqueza artística y su imponente aspecto coronado por una preciosa cúpula dorada, sino por ser una parte importante del pasado de la armada francesa y acoger la sepultura de Napoleón. El horario es de 10 a 18h. El precio es el siguiente:

  • Tarifa completa: 9,5 €
  • Tarifa reducida: 7,5 €

Para llegar:

Metro: Invalides, líneas 8 y 13.
RER: Invalides, línea C.
Autobús: líneas 28, 49, 63, 69, 82, 83, 87 y 92.

7. Museo del Alcantarillado de París (Musée des Égouts) (núm 15)

Está ubicado en un lugar muy especial, dentro de los túneles del alcantarillado parisino. Descendiendo hasta el interior de los oscuros pasadizos es posible conocer desde la evolución del sistema de alcantarillado hasta los sistemas que se utilizan actualmente.

Con Napoleón I llegó la primera red de alcantarillas cubiertas, que ocupaba una extensión de 30 kilómetros. En 1878 se construyó una doble red de distribución de agua y una red de alcantarillado con una extensión de más de 600 kilómetros.

Pronto se llegó a la conclusión de que es necesario arrojar el agua sucia lejos de la ciudad, por lo que se instalan alcantarillas en todas las calles, además de centros de bombeo y otros requisitos esenciales para convertir el rudimentario sistema de alcantarillado del pasado en el que es hoy en día. El horario es de 11 a 16h. El precio es el siguiente:

-El precio completo : 4,20 €

-Precio rebajado: 3,40 €

Para llegar:

Metro: Alma Marceau, línea 9.
Autobús: líneas 42, 63, 80 y 92.

8. Museo de Arte Moderno de París (núm 10)

Se centra en diferentes corrientes artísticas del siglo XX, centrándose especialmente en las creaciones fauvistas, cubistas y un gran número de obras de la Escuela de París. Fue inaugurado en 1961. El museo se encuentra ubicado en el ala este del Palacio de Tokio, un llamativo edificio creado para la Exposición Internacional de 1937.

Cuenta con más de 8.000 obras, incluye las creaciones de algunos grandes maestros como Pablo Picasso, Henri Matisse, Raoul Dufy, Georges Braque, Amedeo Modigliani, André Derain y Alberto Giacometti. El precio completo es de 6 € y reducida 5 €. El horario es de 10 a 18h.

Para llegar:

Metro: Alma-Marceau o Iéna, línea 9.
RER: Pont de l’Alma, línea C.
Autobús: líneas 32, 42, 63, 72, 80 y 92.

9. Museo Guimet (Museo Nacional de Artes Asiáticas) (núm 6)

Inaugurado en 1889, posee una excelente colección de arte perteneciente a diferentes culturas y civilizaciones orientales. Los objetos, adquiridos por Emile Guimet a lo largo de sus extensos viajes alrededor del mundo, fueron expuestos anteriormente en un museo situado en su localidad natal, Lyon. El horario es de 10 a 18h.  El precio completo es de 7,5 € y el precio reducido es de 5,5 €.

Para llegar:

Metro: Iéna, línea 9.
Autobús: líneas 63, 82, 32, 22 y 30.

No so perdáis más rincones de París en el siguiente post.

13 recomendaciones de sitios para ver en París en el barrio Le Marais y barrio Latino

En esta ocasión, os voy a recomendar qué hacer en París en un día. Como sabéis París es enorme y conviene tener claro que hacer. Vamos a empezar visitando el barrio Le Marais (la marisma). Actualmente, es uno de los distritos más cosmopolitas y de moda de París. Además, en la zona reside la comunidad judía más grande de Europa, además de conformar el barrio gay de la ciudad.

mapa paris

1. Plaza des Vosges (núm 8)

Inaugurada en 1612 con la fiesta de celebración del matrimonio entre Luis XIII y Ana de Habsburgo. Es la plaza más antigua de París. La plaza está rodeada por un conjunto de 36 pabellones de ladrillo rojo construidos de forma simétrica. En el centro de la plaza se encuentra un agradable jardín repleto de tilos, decorado con algunas fuentes y una estatua ecuestre de Luis XIII.

Para llegar:

Metro: Bastille, líneas 1, 5 y 8.

2. La Casa de Victor Hugo

En el número 6 de la Plaza des Vosgues se encuentra la que fue la casa de Victor Hugo entre los años 1832 y 1848. Se trata de un apartamento organizado siguiendo las tres principales etapas que articularon la vida del escritor: su historia antes, durante y después del exilio. La visita es gratuita. El horario es de 10:00 a 18:00.

3. Museo Carnavalet (núm 16)

Exhibe todo tipo de obras de arte con la intención de narrar la historia de París desde sus orígenes hasta la actualidad. El museo está formado por edificios de dos antiguos hoteles que se encuentran conectados por una galería.

A lo largo de los extensos edificios de los hoteles Carnavalet y Le Peletier de Saint-Fargeau se muestran excelentes y variadas colecciones que incluyen objetos de la Revolución Francesa, elementos de la época Medieval, pinturas, esculturas, muebles, fotografías y diferentes elementos arquitectónicos y decorativos.

El Hotel Carnavalet, construido entre 1548 y 1560, alberga las colecciones procedentes desde la Prehistoria hasta el reinado de Luis XVI, mientras que Le Peletier de Saint-Fargeau, construido en 1690, contiene las obras que datan desde la Revolución Francesa hasta la actualidad. El horario es de 10 h a 18 h. El precio lo podéis consultar en la siguiente imagen:

precio carnavale

 

 

Para llegar:

Metro: Saint-Paul, línea 1; Chemin vert, línea 8.
Autobús: líneas 29, 69, 76 y 96.

4. Museo Cognacq-Jay (núm 17)

Fue inaugurado en 1929 y reúne una pequeña pero variada colección de arte perteneciente al s. XVIII francés. En el palacete se exponen más de 1.200 objetos entre los que se incluyen pinturas, esculturas, dibujos, muebles y objetos decorativos pertenecientes al s. XVIII.

El museo consta de cinco plantas a lo largo de las cuáles se pueden ver algunos apartamentos privados, las antiguas cocinas del palacete o la buhardilla en la que se alojaba la servidumbre. Todas las habitaciones contienen diferentes elementos decorativos y las obras de arte que el matrimonio coleccionó a lo largo de su vida. El horario es de 10 h a 18 h.

Para llegar:

Metro: Saint-Paul, Chemin-Vert, Rambuteau
Autobús: líneas 29, 69, 76 y 96.

5.  Museo Picasso (núm 13)

Está ubicado en el Hotel Salé, expone obras de Picasso realizadas en diferentes épocas, destacando especialmente una extensa colección de esculturas. Inaugurado en 1985, el museo cuenta también con miles de documentos y fotografías que pertenecieron a Picasso. El horario es de 9:30 a 18h.

Para llegar:

Metro: St-Paul, línea 1; St-Sébastien FroissartChemin Vert, línea 8.
Autobús: líneas 26, 69, 75 y 96.

El precio de la entrada es el siguiente:

Entrada Museo

Tarifa: 12,50 €
Precio rebajado: € 11

Entrada del Museo + visioguide

Tarifa: 16,50 €
Precio rebajado: 15 €
Precio “Freebies”: 3 € (entrada gratuita + 3 € visioguide)

6. Île Saint-Louis (núm 2)

La pequeña Île Saint-Louis es uno de los distritos más tranquilos y encantadores de París. Estuvo dedicada al pasto del ganado y funcionó como almacén de madera hasta el s. XVII, momento en que se realizó una planificación urbana que aún se conserva.

La isla fue poblada por los ciudadanos más ricos de la ciudad, que aprovecharon el oasis de tranquilidad para instalar sus suntuosas residencias y palacetes.

Para llegar:

Metro: Pont Marie, línea 7

7. Centro Pompidou (núm 3)

Conocido como Beaubourg, alberga una de las mejores colecciones de arte moderno y contemporáneo del mundo, comparable con la del MoMA de Nueva York o la del Tate Modern de Londres.

El Centro Pompidou alberga un centro de investigación musical y acústica y una biblioteca pública. El horario es de 11 h a 21 h. Todos los jueves hasta las 23 h. La entrada es de 14 €.

Para llegar:

Metro: Rambuteau línea 11, Hôtel de Ville líneas 1 y 11, Châtelet líneas 1, 11 y 14.
RER: Châtelet – Les Halles
Autobús: líneas 21, 29, 38, 47, 58, 69, 70, 72, 74, 75, 76, 81, 85 y 96.

8. Conciergerie (núm 9)

Construido como residencia real y sede del poder de la monarquía francesa entre los s. X y XIV, en 1392 el edificio fue convertido en una de las prisiones más duras de la época, de la que pocos salían con vida.

Existe una reconstrucción muy detallada de la celda en la que se recluyó a Maria Antonieta tras un intento de fuga, después del cuál situaron a unos guardias en su propia celda.

Durante los años en los que la Conciergerie funcionó como institución carcelaria fueron ejecutados más de 2.700 presos, entre los que se encontraban algunos personajes célebres. El precio de la entrada es de 8,50 € (tarifa reducida: 6,50 €). El horario es de 9h 30 a 18 h.

Para llegar:

Metro: Cité, línea 4.
Autobús: líneas 21, 24, 27, 38, 58, 81 y 85.

9. Île de la Cité (núm 1)

Es una isla natural que se encuentran en el Sena. “La Isla de la Ciudad” es el corazón de la capital. 

Alrededor del año 200 a.C. la tribu celta de los Parisii se estableció en la isla para fundar la ciudad de Lutecia. La ciudad creció y fue prosperando, hasta que en el año 506 se convirtió en la capital del reino y adquirió el nombre de Cité.

Tras convertirse en una ciudad fortificada, la isla tuvo que soportar los ataques continuos de las tropas normandas. Durante la Edad Media la ciudad ya poseía un importante núcleo de población, y se convirtió en el centro político, cultural y espiritual de Francia.

Podemos encontrar el mercado de las flores situado en la Place Louis Lépine.

10. Sainte Chapelle (núm 3)

Es una iglesia de estilo gótico construida entre 1242 y 1248 para albergar las reliquias de la Pasión de Cristo, compuestas por la Corona de Espinas y un trozo de la Santa Cruz. El precio de la entrada es: Tarifa: 8,50 €. Reducido:  6,5 €. El horario es de 9.30 h a 18 h.

Para llegar:

Metro: Cité, línea 4.
Autobús: líneas 21, 27, 38, 85 y 96.

11. Catedral de Notre Dame (núm 1)

Construida entre 1163 y 1245, es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. En Notre Dame se han celebrado importantes acontecimientos, entre los que cabría destacar la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Enrique VI de Inglaterra. Tiene dos torres de 69 metros en su fachada. Accediendo a la parte superior de las torres, podréis visitar el campanario en el que vivió el mítico Jorobado de Notre Dame y ver de cerca las múltiples gárgolas.

Para visitar las torres se accede a través de la entrada del lateral izquierdo de la catedral y se suben 387 empinados escalones a pie, no hay ascensor. La mejor opción es madrugar y llegar antes de las 10 de la mañana para ser de los primeros en la cola.
Ofrecen visitas guiadas gratuitas en español todos los sábados a las 14:30 horas. El horario es el siguiente: de lunes a viernes 8:00 a 18:45 y los sábados y domingos hasta las 19:15.
mapa paris

12. El Barrio Latino de París (Quartier Latin) (núm 3)

Se encuentra ubicado al sur de la Île de la Cité y es una de las zonas más concurridas y animadas de la ciudad. El barrio debe su nombre a la Época Medieval, cuando los habitantes de la zona eran estudiantes que utilizaban el latín para comunicarse.

Tras atravesar la Plaza de Saint Michel, en la que se encuentra una enorme fuente con la figura de San Miguel luchando con un dragón, se entra en el entramado de pequeñas y encantadoras callejuelas que componen el Barrio Latino. Encontraréis muchos restaurantes y cafeterías. Una de las principales arterias del barrio es la Rue Huchette.

Para llegar:

Metro: Saint-Michel, línea 4.
RER: Saint-Michel – Notre-Dame, líneas B y C.

13. Museo Cluny (El Museo Nacional de la Edad Media de París) (núm 7)

Contiene una de las colecciones de arte y artesanía medieval más completas del mundo. Se encuentra ubicado en una mansión medieval situada junto a las ruinas de unas termas galorromanas del s. I. Las exposiciones del museo están compuestas por una enorme variedad de objetos antiguos entre los que destacan las colecciones de tapices, marfiles y esculturas. El precio con audio guía es de 8 €. El horario es hasta las 17:30 h.

Para llegar:

Metro: Cluny-La Sorbonne , línea 10 ; Saint-Michel, línea 4; Odéon, líneas 4 y 10.
Autobús: líneas 21, 27, 38, 63, 85, 86 y 87.
RER: Saint-Michel, línea C; Cluny – La Sorbonne, línea B.

Si buscáis alojamiento barato en París podéis consultar el siguiente enlace.

Diario Viajero: “Hoy en día se puede viajar barato, sólo tienes que salirte de las principales rutas comerciales y hacer cosas diferentes a lo que hace todo el mundo”

En esta ocasión he tenido la gran suerte de poder entrevistar a Cristina de Barcelona que actualmente vive en el Delta del Ebro  y a Iván que es de Valencia. Ellos son los creadores de la magnífica web Diario Viajero.

Primero de todo felicitaros por vuestra web, porque con vuestra web ayudáis a muchas personas a organizar sus viajes. ¿Cuál es vuestro destino favorito?

De los que hemos visitado es muy difícil decidir, porque cada país tiene su punto especial. Pero quizás el que más nos sorprendió fue Polonia porque es un país desconocido e ignorado para nosotros y que da para hacer varios viajes. Fueron 15 días muy intensos y nos encantaría volver.
Grecia es un país muy bonito pero en verano que fue la época que nosotros podemos viajar fue muy duro el calor que sufrimos. Por otra parte, las playas que hay en las islas no tiene nada que envidiarle a otros destinos mucho más lejanos. Portugal es un tesoro que tenemos cerca de nosotros y posiblemente por ese motivo no lo valoramos. Oporto, por ejemplo, es una ciudad asombrosa y muy accesible desde España.

La República Checa es uno de los países más bonitos de Europa y tiene muchas similitudes con lo que vivimos en Polonia. Eslovaquia es como Asturias en gigante, y para los amantes de la naturaleza es un lugar a visitar. Por último, Hungría es un país que su encanto no lo aprecias en cuanto llegas si no que lo vas encontrando poco a poco.

¿Tenéis alguna historia curiosa qué contarnos que os haya hecho mucha gracia durante alguno de vuestros viajes?

Recordamos con mucho cariño la experiencia en un pueblecito de montaña de Polonia que se llama Zakopane. Donde nada más llegar y en busca de nuestro hostel, preguntamos en una especie de oficina y el señor era Polaco y no hablaba otros idiomas, fue marcando con el dedo el recorrido que teníamos que hacer para llegar al hostel haciendo así que logrará entenderle sin palabras.  También, recordamos que en Eslovaquia una noche fuimos invitados a una cena con 15 jugadores de rugby en medio de una granja de cerdos iluminados con varios focos y que se nos hizo de día por culpa del vinito blanco casero y las canciones al acordeón de nuestro amigo.

-Siempre recordamos alguna persona especial que nos hemos encontrado por casualidad en alguno de nuestros destinos, ¿cuál es la vuestra?

En Asturias era muy fácil hacer “amiguitos”. Fue muy entrañable entablar conversación con dos hombrecillos mayores con los que pudimos aprender muchas cosas sobre Asturias en la senda del Oso, al igual que otro abuelito en Lastres, donde pudimos disfrutar de una mañana frente al mar explicándonos con mucha pasión las cosas bonitas que tiene Asturias.

-¿Os dedicáis plenamente a viajar o tenéis un trabajo?

¡¡¡Ojala!!! Sería muy bonito dedicarse a viajar o igual se convertiría en rutina y perdería su encanto. Somos un informático y una maestra, curiosos, amantes de descubrir y vivir cosas nuevas.
-¿Cuál es vuestra cerveza y plato favorito?

Difícil elección.  Yo soy más de las cervezas Polacas aunque las Checas tengan más fama. De Polonia los “pierogies” están riquísimos. ¡¡Los seguimos comprando en España!! De Grecia, los souvlakis, una especie de kebab a lo Griego. De Portugal el vino dulce. De República Checa, Slovaquia y Hungria el Goulash y para terminar en Asturias el queso de cabrales o Gamoneu. ¡Mmmmmmmmm!
-¿Qué cosas nunca os dejáis en casa cuando viajáis?

Cristina, media farmacia. Después de visitar un hospital griego, donde nos trataron mejor que en España, la media farmacia para ella es imprescindible. Para mi, la mochila y dos pares de mudas, el resto es prescindible.

-¿Sois de los que tienen todo preparado antes de partir o improvisáis? Es decir, sabéis lo que queréis ver, donde alojaros, donde comer, etc.

Normalmente lo tenemos medio preparado, intentamos recoger la máxima información posible antes del viaje y en función de las circunstancias vamos tomando las decisiones.

-Todos tenemos un destino pendiente de ir, que sería como cumplir un sueño el poder ir, ¿vosotros ya habéis estado en ese destino o aún lo tenéis pendiente?

Uf, tenemos muchos destinos pendientes. Por ejemplo, a Cristina le encantaría ir a París, Amsterdam, la India, Irán, Turquía… y a mi me gustaría recorrer los países de la antigua Yugoslavia, Repúblicas Bálticas, Rusia, etc.

-¿Qué frase os ayuda a seguir adelante y seguir haciendo lo que más os gusta?

Más que una frase es un programa de radio. Nos encanta escuchar “la casa de la palabra” y “levando anclas” en radio Euskadi cuyo presentador es Roge Blasco el cual tuvimos la oportunidad de conocer este verano y tener nuestros 5 minutos de gloria.

-Y para acabar, cómo animarías a personas que piensan que viajar es caro para que se animen a viajar y a conocer mundo.

Hoy en día se puede viajar barato, sólo tienes que salirte de las principales rutas comerciales y hacer cosas diferentes a lo que hace todo el mundo.

No os perdáis su web y además podéis seguirlos en twitter.