Visitar Dubái: vivir la experiencia en solo 3 días

Existen sitios que por su belleza y atractivos turísticos, resultan imposibles de conocer en una visita corta, Dubái es uno de ellos; si bien tres días son pocos para tanto por ver y disfrutar, con el itinerario adecuado resulta sencillo exprimir al máximo la experiencia. Sigue leyendo para saber que visitar Dubái.

Con opciones que van desde expediciones por el desierto hasta ocio de lujo, la planificación es la clave para el disfrute. Cada detalle cuenta por lo que si quiere organizar su viaje a Dubái empiece por conocer la ruta a seguir en tres días inolvidables.

Primer día, deleitarse con la belleza del desierto

visitar dúbai

No existe mejor forma que adentrarse al desierto de Arabia que desde Dubái; maravillarse con la inmensidad de las dunas disfrutando del amanecer desde un globo aerostático, es casi una obligatoriedad. La vida silvestre invita a sumergirse en la cultura beduina, mientras que un paseo en buggy o quad pondrá a prueba la adrenalina.

Ver el oryx árabe y quedar perplejo con el arte de la cetrería antes de una visita guiada en 4×4 por el desierto, servían de preámbulo para despedir el primer día fotografiando el atardecer montado en camello, antes de ser testigos del espectáculo de las bailarinas del vientre brillante y terminar viendo las estrellas.

Segundo día, crucero por la costa o conocer la ciudad capital

Lo que más atrae de Abu Dabi es su aspecto futurista, por lo que el segundo día estará dedicado a una excursión programada que incluya sitios de interés como la Gran Mezquita Sheikh Zayed que destaca gracias a su impecable mármol blanco.

LEE  Las más bellas escalas de cruceros por Dubai

Otra atracción imperdible en la ciudad capital es el Louvre Abu Dhabi, mientras que los amantes de los coches y parques temáticos, tienen cota obligada en Ferrari World. Conviene reservar tiempo y atravesar hasta la península de Musandam en Omán, y disfrutar la mayor variedad de actividades acuáticas.

Tercer día, Dubái desde las alturas

Ninguna visita a Dubái tiene sentido sin conocer el Burj Khalifa, la torre más alta del mundo que ofrece en su nivel 124, el observatorio perfecto para quedarse sin aliento admirando las vistas de 360 grados. Los ávidos de emociones fantásticas irán directo al Dubai Park and Resorts.

Una cena gourmet en cualquiera de los opulentos restaurantes, es suficiente para acabar el día, aunque de quedar con un poco de energía un crucero nocturno por el puerto deportivo de Dubái o el arroyo de Dubái, se convierte en la mejor forma de cerrar una encantadora visita.

Espero haberte ayudado con esta información sobre visitar Dubái en tres días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Website